AM Querétaro



Los Tigres del Norte recorren la prisión de Folsom


Se nuestro fan en Google News



¿Ya eres fan?

Hace 50 años en esa prisión californiana el cantante Johnny Cash ofreció un concierto inédito

Al igual que hizo hace 50 años el cantante estadunidense Johnny Cash, el «Rey de la Música Country», el legendario grupo musical mexicano Los Tigres del Norte visitó la prisión estatal de Folsom, California, con la finalidad de “estar con aquellos que se perdieron en el camino”.

A través del documental Los Tigres del Norte en la prisión de Folsom (Los Tigres del Norte at Folsom prison), disponible en una plataforma de «streaming«, Jorge Hernández, líder de la agrupación, con voz en «off» suelta dicha frase que suena como lápida, mientras él y sus compañeros ingresan al penal que tiene como huéspedes a numerosos reos de origen latino.

Ahí, mientras los miembros de la formación musical se aprestan a interpretar algunos de sus éxitos y como primer mensaje, Hernández dice: «Aquí, muy contentos de estar con ustedes…”.

En California, donde se encuentra Folsom, 43 por ciento de todos los reclusos son de origen latino, refiere una información como preámbulo a la actuación de Los Tigres en el documental de Netflix.

La audiencia puede conocer en el filme, a través de testimonios de mujeres y hombres recluidos en la prisión, lo que para ellos representa escuchar a la agrupación surgida en Rosa Morada, Sinaloa.

Hace cinco décadas Johnny Cash, considerado uno de los músicos más sobresalientes del siglo XX, ofreció un histórico concierto en la referida cárcel que era sólo para varones y fue de las primeras de máxima seguridad en Estados Unidos; apenas en 2013 abrió una sección para mujeres y actualmente hay cerca de 400 internas, de las que 25 por ciento son latinas con sentencias menores. Ahora, la banda mexicana la visitó y coincide con la celebración por sus 50 años de carrera.

Este material fílmico es un recorrido por el mundo de los latinos desde la prisión, contada a través de las emblemáticas canciones y testimoniales de algunos reclusos, quienes exponen sus casos y su necesidad de hallar tranquilidad.

Caras de emoción pueden apreciarse a lo largo de este trabajo documental que primero tuvo lugar en el área de la población masculina, y luego en la parte donde están las mujeres, al tiempo que se intercalan algunas historias de compatriotas que han sido sentenciados por diversas causas como homicidio, robo y delincuencia.


A diferencia de otros filmes, los llamados “Jefes de Jefes” sensibilizan y dan voz a esas historias de migrantes que no han tenido el final feliz que esperaban, y que además los ha llevado a estar en las oscuras paredes de la penitenciaría estadunidense.

Los Tigres del Norte en la prisión de Folsom da pie al estreno del tema Mi sangre prisionera, cuya letra examina cómo la encarcelación genera una carga emocional entre los familiares y los seres queridos.

De acuerdo con los propios reclusos, es una esperanza y una forma de mantenerse ligados a los recuerdos de su infancia, su familia y la conexión con el mundo exterior.

Notimex / LRR




. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de




/* ]]> */