Foto: Isaac Muñoz

Querétaro pierde dos puntos que tenía en la bolsa

Las modificaciones de Víctor Manuel Vucetich fueron perjudiciales para el equipo de Gallos Blancos. Los locales no tuvieron solidez durante la segunda mitad y empataron con un rival directo en la lucha por la permanencia

El club del futbol Puebla nunca dejó de luchar y su esfuerzo le valió para rescatar en el último minuto el empate de 1-1 con Querétaro, en juego por la fecha 8 del torneo Apertura 2019 de la Liga MX, disputado en el Estadio Corregidora.

El colombiano Felipe Andrés Castillo adelantó a los locales al minuto 30, pero Pablo González logró la paridad al minuto 90. Con este resultado, los queretanos llegaron a 17 unidades, en tanto los de ‘la Angelópolis’ sumaron seis.

Querétaro con deseo de seguir líder cuando se mida al León

Los visitantes fueron mejores en el inicio del juego, no solo porque pisaron con fuerza el área rival, sino por el manejo de balón que tuvieron y por su espíritu de lucha, algo que al final les permitió salir al menos con un punto.

El conjunto camotero generó la primera de peligro al minuto 5, en una llegada por izquierda de Diego Abella, quien entró al área y sacó un disparo que Gil Alcalá rechazó con las piernas.

Instantes después, el colombiano Christian Marrugo tomó un balón en las afueras del área para prender un disparo que pegó en el poste izquierdo al minuto 13.

Con una de las nóminas menos costosas, Vucetich tiene a Querétaro de líder

Pese a que había ofrecido muy poco al frente y era superado en términos generales, Gallos Blancos terminó con el cero al minuto 30, en un soberbio disparo del colombiano Felipe Andrés Castillo, quien por izquierda puso el esférico en el ángulo superior izquierdo.

En el complemento, el director técnico peruano Juan Reynoso ordenó los ingresos del uruguayo Christian Tabó y del argentino Gustavo Matías Alustiza, para buscar el tanto del empate.

Club Querétaro y Alberto Lati juntos para fomentar la lectura

Los dirigidos por Víctor Manuel Vucetich decidieron esperar un poco, manejar la ventaja, dejar que el rival hiciera el desgaste y ellos aprovecharan el espacio largo para finiquitar el juego.

A seis minutos del final, el portero Gil Alcalá se convirtió en factor determinante al salvar a su equipo del empate, al tapar con la mano izquierda un disparo de Tabó, que tenía como destino el fondo de las redes.

Cuando parecía que Gallos conseguiría una nueva victoria, apareció Pablo González para prender fuera del área un disparo, el cual hizo una gran comba para colarse pegado al poste izquierdo y así decretar un empate con sabor a triunfo para Puebla, y una paridad muy amarga para Querétaro.

Notimex/MAA




- -

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

.



/* ]]> */