AM Querétaro
A la espera de mantener la base, Querétaro promete ser protagonista para el torneo Clausura 2019 con Rafa Puente en la dirección técnica./Cuartoscuro
A la espera de mantener la base, Querétaro promete ser protagonista para el torneo Clausura 2019 con Rafa Puente en la dirección técnica./Cuartoscuro

2018, un año de transición para Gallos Blancos

 Regístrate al newsletter matutino del AM      ¿Algo que decir? Hazlo ahora



“Revista

El equipo del Querétaro firmó un 2018 en el que su desempeño fue de menos a más y concluyó con una significativa calificación a la Liguilla del torneo Apertura 2018

Los emplumados fueron un club que ilusionó a inicios de 2018, pues contaban con un técnico experimentado, como Luis Fernando Tena, quien reemplazó a Jaime Lozano antes de acabar 2017, y además fichó a jugadores relevantes como el chileno Edson Puch, el argentino Diego Novaretti, el paraguayo Miguel Samudio y el uruguayo Matías Britos.

No obstante, para el torneo Clausura 2018 el plan no funcionó, el “Flaco” Tena no logró el objetivo marcado, que era clasificar a la Liguilla; Gallos Blancos terminó en el décimo cuarto puesto, con 18 unidades, apenas después de cuatro victorias, seis empates y siete derrotas. Y en Copa MX fue eliminado por Santos Laguna en la fase de cuartos de final.

Así que la directiva del Querétaro decidió separar del cargo a Tena y apostó por el novel entrenador Rafael Puente, quien con Lobos BUAP causó sensación por la manera en que jugaba el cuadro poblano, a pesar de ser despedido de manera repentina.

Con semanas de pretemporada, Puente del Río formó a un equipo queretano competitivo, mantuvo la base y logró el cometido, clasificó a Gallos Blancos a la “fiesta grande” del futbol mexicano durante el torneo Apertura 2018.

Si bien el futbol vistoso todavía no se apreció, Querétaro sí dejó una grata impresión, en la fase regular superó a clubes como Cruz Azul y Pumas de la UNAM, además de que empató con América y Chivas de Guadalajara.

Pero tal vez el resultado más destacado fue en la penúltima jornada, al empatar de visitante 2-2 con Veracruz cuando estaba abajo 2-0 y en el minuto 90+3 Hiram Mier logró la igualada. Ese punto cosechado en suelo jarocho permitió a los queretanos seguir con vida matemática para instalarse a Liguilla.

En la última fecha se alinearon los planetas y Querétaro venció 1-0 a Necaxa y se dieron dos resultados más que necesitaba para meterse entre los ocho mejores de la tabla: perdió Morelia ante Cruz Azul y Pachuca no superó al León.

Así, con 26 unidades, Querétaro acabó en el octavo sitio gracias a siete triunfos, cinco empates y cinco derrotas, para jugar apenas su cuarta Liguilla en su historia; no clasificaba desde el Clausura 2015, cuando fue subcampeón con el timonel Víctor Manuel Vucetich y tras caer ante Santos Laguna.

Si bien en la “fiesta grande” del Apertura 2018 quedó eliminado en cuartos de final ante el líder Cruz Azul, Gallos acabó con un dulce sabor al hacerle partido a La Máquina en el estadio Azteca y empatar 1-1, su eliminación se había dictado en la ida en el estadio La Corregidora.

En la Copa MX del segundo semestre del año le dio la bienvenida en dicho certamen al argentino Diego Armando Maradona con Dorados de Sinaloa al vencerlo 2-1 y luego perdió en cuartos de final ante Rayados de Monterrey.

A la espera de mantener la base, Querétaro promete ser protagonista para el torneo Clausura 2019 con Rafa Puente en la dirección técnica.

Notimex

-

-
-
“Revista

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de

Publicidad

Publicidad

Advertisement

/* ]]> */