AM Querétaro
El espejo retrovisor electrocrómico cada día se populariza más
El espejo retrovisor electrocrómico mejora la experiencia de conducción

Así funciona el espejo retrovisor electrocrómico

Se nuestro fan en Google News
¿Ya eres fan?

Aunque muchos no se fijan en esta característica, espejo retrovisor electrocrómico sí influyen en la experiencia detrás del volante.

A la hora de comprar un vehículo es normal que las preguntas se orienten hacia el motor, el consumo de gasolina por litro, el tipo de transmisión, el equipamiento interno y el diseño; sin embargo, también es recomendable poner atención en los pequeños detalles y, sobre todo, si influyen de forma directa en la experiencia de conducción. Una vez detrás del volante y en plena carretera, la calidad de los espejos y las tecnologías que incorporen pesará más que el espacio que tengamos en la guantera. Aquí es donde entra el espejo retrovisor electrocrómico, claves para tener un viaje placentero.

Una de las principales quejas de los conductores es que las luces de los coches que vienen detrás deslumbran y merman la visibilidad. No hace mucho tiempo atrás, la única solución que teníamos para este problema era acomodar el espejo con mucha paciencia, pero esto solo aplicaba para el espejo retrovisor y no para los laterales. Bastaba cambiar mediante la palanca situada debajo del marco del espejo a la posición antideslumbrante, a fin de modificar la dirección de los rayos de luz.

Espejo retrovisor electrocrómico, también conocido como de oscurecimiento automático, es incluido cada vez con mayor frecuencia en los nuevos modelos que llegan al mercado, aunque todavía hay algunos fabricantes que no los integran en sus configuraciones estándar. Además, no solo se interesan en el espejo retrovisor interior, sino también en los laterales para entregar los mismos beneficios.

>> Haz clic para más consejos y tips en Automexico.com que te servirán de gran ayuda para mantener tu auto impecable

 

El espejo retrovisor electrocrómico mejora la experiencia de conducción

Según nuestros expertos de Automexico, estos espejos electrocrómicos se caracterizan por estar fabricados en varias capas; la más superficial está hecha de vidrio, la cual esconde detrás otras cuatro que se encargarán de hacer la magia. En estas últimas ocurre la reacción electroquímica, ya que una está hecha de viológeno para pintarse más rápido, otra tiene capacidad para el almacenamiento de iones y otra más se encarga de la conducción de la energía. Detrás de todas se encuentra la capa hecha de metal reflexivo.

Integran un par de sensores: uno dirigido hacia el parabrisas y otro hacia la parte trasera
Integran un par de sensores: uno dirigido hacia el parabrisas y otro hacia la parte trasera

Integran un par de sensores: uno dirigido hacia el parabrisas y otro hacia la parte trasera

Después de que los sensores registran datos de medición de luz ambiental y procedente de los coches que avanzan detrás, el microprocesador se encarga de suministrar corriente eléctrica en función de la intensidad de la luz. En promedio, el proceso de oscurecimiento no tarda más de 6 segundos, mientras que para aclararse aplica corriente inversa y demora cerca de 10 segundos.

A primera vista, no existe ninguna diferencia entre espejo tradicional y espejo retrovisor electrocrómico, pero poniendo un poco más de atención nos daremos cuenta que hay algunos detalles característicos. Por ejemplo, el retrovisor interior ya no cuenta con la palanca debajo del marco, sino que integra un piloto que comúnmente está encendido con luz verde.

El funcionamiento es muy básico, pero sumamente eficaz gracias al montaje del vidrio electrocrómico de múltiples capas, el cual va perdiendo transparencia al aplicarse determinada cantidad de energía eléctrica. Este proceso inicia cuando los sensores de luz, uno ubicado en la parte delantera y otro en la trasera, detectan las variaciones de la iluminación.

Si desmontamos un espejo electrocrómico, encontraremos que está conformado por cables encargados de transmitir la corriente eléctrica, así como por el microprocesador interconectado con los sensores. Uno de ellos se encargará de captar la luz ambiente que proviene de la zona del parabrisas con la finalidad de determinar si es de día o de noche, mientras que el sensor delantero y de cara al conductor es sensible a la luz que llega de los vehículos que marchan detrás de nosotros.

Una confusión común es creer que espejo retrovisor electrocrómico emulan el comportamiento de las gafas que se oscurecen bajo la luz solar. En este último caso, estamos ante un fenómeno menos complejo llamado fotocromático, es decir, que no necesita una corriente eléctrica para lograr el oscurecimiento.

Te puede interesar:

>>> Todo lo que debes saber de tus espejos retrovisores

>>> ¿Cómo cambiar un espejo retrovisor eléctrico?




. .

Deja una respuesta

avatar
  Suscribete  
Notificación de


/* ]]> */