AM Querétaro
Foto: Archivo

‘Necesario, trabajar en conectividad de fraccionamientos’

El vicepresidente del Colegio de Urbanistas de México explicó que la desconexión y segregación no solo se da con los fraccionamientos de la periferia, sino en los condominios cerrados que se construyen sin posibilidades de conectarse en un futuro

Durante el Quinto Foro Ciudadano para la actualización del Código Urbano del estado, realizado en el Congreso local, el urbanista Luis Zamorano Ruiz habló sobre generar estrategias para una resiliencia urbana a partir de la planeación y correcta gestión del espacio público para hacer frente al crecimiento desacelerado de las ciudades que genera desconexión y segregación en las ciudades.

El vicepresidente del Colegio de Urbanistas de México mencionó que, en los últimos 30 años, la población de México se duplicó, pero la superficie de las ciudades creció seis veces. Es decir, existe un crecimiento de las ciudades hacia las periferias que cada vez quedan van más lejos y dispersas y que, en su mayoría, afecta a la población de bajos recursos.

Sin embargo, mencionó que la desconexión y segregación no solo se da en los fraccionamientos de la periferia, sino también en los fraccionamientos y condominios cerrados que se construyen sin posibilidades de conectarse en un futuro.

Esto se da porque no existen criterios mínimos de conectividad en el desarrollo urbano, pues los municipios se enfocan en beneficiar al desarrollador y no a la correcta distribución de sus ciudades para beneficio de la población.

“Los desarrollos pequeños, medianos y grandes solo tienen conexión con la carretera y suelen tener solo una conexión. Estos problemas pasan con los condominios, que suelen estar cerrados. El hecho de depender exclusivamente de una vía de acceso nos complica en términos de protección civil y nos resta resiliencia y, a largo plazo, hará que esa única vialidad colapse”, mencionó.

Además, explicó que el modelo urbano que se sigue con la construcción de condominios, genera una paradoja de la inseguridad: al interior de estos desarrollos está garantizada, pero por fuera la inseguridad aumenta a causa de las bardas perimetrales, pues si caminas por el exterior de un fraccionamiento privado será poco probable o imposible obtener ayuda si se es víctima de un delito, ante la escasa presencia de gente.

Roxana Romero / CEPL

Comenta

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Revista Perfiles Antonio Mejia Lira
/* ]]> */