Lizt Alfonso Dance Cuba festejó 25 años en el Auditorio Nacional

Chachachá, mambo, rumba, conga, bolero, jazz, rock’n roll son algunos de los géneros que se ofrecen en “Cuba vibra”, show que conjuga danza y música con el que la compañía Lizt Alfonso Dance Cuba festejó 25 años en el Auditorio Nacional

Se trata de un espectáculo que fusiona elementos del ballet clásico, contemporáneo, flamenco y ritmos afrocubanos, lo que da como resultado una gran fiesta que acaparó las miradas de un foro que registró una buena entrada.

Con composiciones creadas específicamente para el espectáculo e interpretadas en vivo, amantes de la danza presenciaron una exhibición de baile pero también de música, que en conjunto hicieron vibrar al coloso de Paseo de la Reforma.

Por espacio de dos horas, la agrupación fundada en 1991 y que ha llevado su arte a más de 200 ciudades de los cinco continentes ofreció un total de 12 coreografías, las cuales fueron aplaudidas una y otra vez.

La primera y única agrupación danzaria cubana que actuó en la ceremonia de los Latin Grammy Awards MGM, en la Grand Garden Arena de Las Vegas en 2015, cautivó con espectaculares coreografías, todas bajo la dirección de Lizt Alfonso.

Con constantes cambios de vestuario, muchos de ellos elegantes y folclóricos, el zapateado, los movimientos de manos, brazos y piernas de cerca de 20 extraordinarias bailarinas sedujo y atrapó a un público ávido de danza.

Apenas se apagaron las luces del teatro de inmediato apareció un selecto grupo de baile integrado por 16 bailarinas, ataviadas con un vestido tipo flamenco en color rojo.

Así “De tierra y aire” despertó los primeros aplausos, seguido de “Alas… para existir”, “Hombre”, una especie de danza de corte tribal; “De novo”, cuyo vestuario, pantalón de vestir en color azul marino y camiseta de manga larga en blanco, exhibió una coreografía pulcra y elegante; “Fuerza y compás” y “Rumbatucada” concluyeron la primera mitad.

En la segunda parte los aplausos continuaron a “Té bailable”, “Quizas, quizás”, “Espiritualidad”, “Se armó la rumba”, “Bésame mucho”, con música de la gran Consuelo Velázquez, para concluir con “Música y estrellas”, donde el selecto cuerpo de baile exhibió una verbena y concluyó de esta manera la velada dancística.

La compañía dirigida por la coreógrafa Lizt Alfonso fue creada en 1991, año en el que se le conocía como Danzas Ibéricas. Desde su creación se enfocó en la fusión de ballet con ritmos poco convencionales para esta rama de la danza y fue esto lo que la hizo destacar.

Con información de Notimex

Recomendamos:

Proyectan obra ‘Julio César’ en Lunario del Auditorio Nacional

También podría gustarte
Comentarios
Cargando