Desarrollan prueba para pacientes con riesgos de infección en terapia intensiva

Las infecciones en las unidades de cuidados intensivos tienden a ser causadas por organismos, como las bacterias multiresistentes.

Los pacientes en unidades de cuidados intensivos tienen riesgo significativo de padecer infecciones, por lo que científicos de la Universidad de Cambridge desarrollaron una prueba que ayudará a identificar a las personas con mayor riesgo y acelerar el desarrollo de nuevas terapias.

Las infecciones en las unidades de cuidados intensivos (UCI) tienden a ser causadas por organismos, como las bacterias multiresistentes que se encuentran en el intestino, que son resistentes a los antibióticos de primera línea.

Tratar esas infecciones significa confiar en antibióticos de amplio espectro, que corren el riesgo de desarrollar más resistencia a los medicamentos o antibióticos que tienen efectos secundarios tóxicos.

Se estima que uno de cada tres pacientes en UCI podrían desarrollar una infección secundaria. Algunas personas son más susceptibles que otras a las infecciones, y la evidencia sugiere que la clave puede residir en el mal funcionamiento del sistema inmune.

En un comunicado, la Universidad de Cambridge informó que un equipo de investigadores identificaron marcadores en tres células inmunes que se correlacionan con un mayor riesgo de infección secundaria.

Andrew Conway Morris, del Departamento de Medicina de dicha universidad, señaló que estos marcadores ayudarán a crear un perfil de riesgo para un individuo y, por tanto, identificar a los pacientes con mayor riesgo.

“A largo plazo, esto nos ayudará a dirigir las terapias a los más expuestos, pero será inmediatamente útil para ayudar a identificar a las personas que participan en los ensayos clínicos de nuevos tratamientos”, resaltó.

El uso de esta nueva prueba debería ayudar a afinar la selección de participantes en ensayos clínicos y mejorar las posibilidades de éxito de los ensayos, agregó.

Subrayó que los marcadores identificados se encuentran en la superficie de las células inmunes clave: neutrófilos (células inmunitarias de primera línea que atacan a los patógenos invasores), células T (parte de nuestro sistema inmune adaptativo que busca y destruye los patógenos encontrados anteriormente) y monocitos (un tipo de leucocito).

Dijo que probaron la correlación de la presencia de estos marcadores con la susceptibilidad a una serie de infecciones bacterianas. Una persona que da positivo para los tres marcadores, tendría un riesgo de dos a tres veces mayor de infección secundaria en comparación con alguien que da negativo para los marcadores.

Los marcadores no indican qué infección secundaria puede tener un individuo, sino que son más susceptibles en general, precisó Conway Morris.

El autor principal del estudio, Tim Walsh, sostuvo que como especialistas en cuidados intensivos, la prioridad es evitar que los pacientes desarrollen infecciones secundarias y, si lo hacen, asegurar que reciban el mejor tratamiento.

Este estudio sobre la falla inmunitaria en terapia crítica examinó los datos de 138 individuos en UCI, así como los resultados replicados de un estudio piloto en 2013.

Para ello, los científicos utilizaron una técnica de imagen conocida como citometría de flujo, que implica etiquetar los componentes de las células con marcadores fluorescentes y luego iluminarlos con un láser para que emitan luz a diferentes longitudes de onda.

Esto previamente ha sido difícil de estandarizar, pero los investigadores desarrollaron con éxito un protocolo para su uso, asegurando que pudieran reclutar pacientes de los cuatro sitios de estudio.

Notimex

Recomendamos: Cámara Schmidt de Puebla, a la caza de asteroides cercanos a la Tierra

También podría gustarte

Comentarios

Cargando