InSight, primera misión en estudiar el corazón de Marte

Los resultados de los estudios, hechos por el primer módulo de aterrizaje robótico, sobre la corteza del planeta “rojo”, manto y núcleo, ayudarán a los científicos a comprender mejor cómo fueron y se crearon otros planetas rocosos, incluida la Tierra.

 

Estudiar el interior de Marte a través de la medición de su producción de calor y escuchando los “marsquakes”, eventos sísmicos similares a los terremotos en la Tierra, será el objetivo de la misión InSight de la NASA.

Esta será la primera misión en mirar de manera profunda bajo la superficie marciana, cuyo lanzamiento está programado para mañana desde la costa oeste a las 7:05 a.m. EDT, en la Base Aérea Vandenberg en California, Estados Unidos.

Los resultados de los estudios, hechos por el primer módulo de aterrizaje robótico, sobre la corteza del planeta “rojo”, manto y núcleo, ayudarán a los científicos a comprender mejor cómo fueron y se crearon otros planetas rocosos, incluida la Tierra.

Además, será la primera misión de la agencia espacial estadounidense desde los aterrizajes lunares del Apolo en colocar un sismómetro en el suelo de otro planeta, a fin de analizar los terremotos del mundo marciano.

Para la recopilación de datos en el planeta que lleva el nombre del dios de la Guerra en la mitología romana, la nave usará instrumentos sensibles que requieren un módulo de aterrizaje fijo para que se puedan colocar sobre la superficie de Marte.

La agencia espacial estadunidense detalla que Marte es el mundo vecino, ejemplo cercano de cómo gas, polvo y calor se combinan y se organizan en un planeta.

Mirar al interior de Marte permitirá a los expertos comprender las diferencias entre la corteza, el manto y el núcleo de la Tierra.

“Durante la formación, esta bola de roca sin características se metamorfoseó en un planeta diverso y fascinante, casi como una oruga a mariposa”, dijo el investigador principal de la misión en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Bruce Banerdt.

El robot estará dotado del instrumento SEIS, que al igual que los sismómetros, miden el tamaño, frecuencia y velocidad de los terremotos, lo cual brindaría a los investigadores una fotografía del material que atraviesan.

“Un sismómetro es como una cámara que toma una imagen del interior de un planeta. Es un poco como tomar una tomografía computarizada del planeta”, expuso Banerdt.

De acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), el planeta “rojo” tiene rocas y minerales más ligeros, que surgieron de su interior para formar la corteza marciana.

Así como rocas y minerales más pesados que se hundieron para la formación del manto y núcleo del segundo planeta más pequeño del sistema solar.

Aprender sobre la estratificación de dichos materiales, auxiliará a los científicos a explicar por qué algunos planetas rocosos se convierten en una “Tierra” en vez de un “Marte” o “Venus”, factor clave para comprender dónde puede surgir la vida en el universo.

Cada vez que ocurra un terremoto en Marte, InSight tomará una “imagen” del interior del planeta, el equipo de la misión estima que la nave espacial verá entre 24 y varios cientos de temblores en el tiempo que dure la misión.

En el tiempo que dure InSight, primera misión planetaria en despegar de la costa oeste, cada vez que ocurra un terremoto en Marte, la nave tomará una “imagen” del interior del planeta.

En el mismo cohete que será lanzando InSight, irá un experimento de tecnología de la NASA conocido como Mars Cube One (MarCO), dos mini naves espaciales.

Las primeras pruebas de la tecnología CubeSat en el espacio profundo, están diseñadas para probar nuevas capacidades de comunicación y navegación para futuras misiones y pueden ayudar a las comunicaciones de la propia InSight.

La NASA contempla que la nave llegue a su cita con Marte el 26 de noviembre próximo.

Notimex

Recomendamos:

Prevén más de 400 millones de asmáticos en el mundo

También podría gustarte

Comentarios

Cargando