¿Cómo elegir el mejor seguro para tu auto?

¿No sabes qué seguro contratar para tu auto? ¡Sigue estos tips! te ayudarán a evitar corajes si algún día debes hacer uso de tu póliza

Todo aquel que ha contratado un seguro de auto, sabe lo complicado que es elegir una buena compañía que ofrezca pólizas que sean realmente funcionales. Algunas aseguradoras cubren daños que jamás en la vida nos podrían pasar, y otras más no cubren daños a los que estamos expuestos todos los días al conducir un vehículo.

Contratar un seguro para tu vehículo es algo fácil, cualquiera puede hacerlo, pero… ¿Cómo elegir el mejor seguro? Aquí te decimos algunos tips que debes tomar en cuenta para evitar hacer corajes si algún día debes hacer uso de tu póliza.

1. Conoce las coberturas que ofrece el seguro

Podría parecer lógico. ¿Cómo contratar un seguro sin saber lo que este puede cubrir? Sin embargo, a veces las letras chiquitas confunden y todo termina siendo un desastre. Estas son las coberturas más comunes, con base en ellas puedes elegir la cobertura que más acomode a tus necesidades. Toma en cuenta siempre una cobertura de responsabilidad civil y una que te cubra a ti.

  • Cobertura amplia: te protegen contra cualquier incidente, tal como robo de tu auto, daños materiales propios o ajenos; gastos médicos e incluso apoyo legal.
  • Cobertura limitada: Es casi similar a la cobertura amplia, sin embargo se omiten los daños materiales ocasionados a tu vehículo… con esta opción tú pagas la totalidad o parcialidad de los gastos de reparación del mismo.
  • Responsabilidad Civil: Es el tipo de cobertura más común; cubre los daños que pudiesen ocasionarse durante un choque. Ojo: Esta cobertura te ayuda a pagar los gastos materiales y médicos que ocasiones a terceros, pero tú NO estás cubierto, ni tu auto.
  • Especiales: Los servicios “VIP”, “Premium” o de “coberturas especiales” son los más caros del mercado; estos ofrecen beneficios como préstamo de unidades en caso de que no puedas usar tu vehículo, o una mayor cobertura económica en caso de robo o daños materiales

2. ¿Cómo escoger la cobertura más adecuada?

¿Para qué necesitas el auto? Esta pregunta ayudará a elegir mejor...
¿Para qué necesitas el auto? Esta pregunta ayudará a elegir mejor…

Si eres un conductor “todo terreno” y utilizas tu automóvil en la ciudad, pero además recorres grandes distancias en carretera, lo ideal es que contrates una cobertura amplia o premium. Depende de tu presupuesto.

Si no usas frecuentemente tu auto, o sólo lo utilizas para ir a la escuela o trabajo, se podría reducir mucho la probabilidad de que sufras algún percance; en este caso podrías contratar una cobertura limitada; es más económica que la amplia.

Finalmente, si tu auto es algo viejo, las aseguradoras te van a dar muy poco dinero si sufres una pérdida total o si te lo roban; además las reparaciones suelen ser más económicas. En este caso podrías limitarte a contratar una cobertura de responsabilidad civil. Son baratas y básicamente te servirán para cubrir percances por si sufres un descuido y terminas impactando a otro auto.

3. Una vez elegida… ¡cuidado con los montos de cobertura y los pagos!

Debes consultar cuál es el monto que se te cubre por cada imprevisto y el deducible a pagar. Traducido al español simple: Si te roban tu auto, debes saber la cantidad que te pagará el seguro y el deducible que deberás pagar. Lo mismo al momento de un accidente, debes conocer cuál es la cantidad que la aseguradora te dará para gastos médicos y la reparación de tu unidad. Los montos varían mucho de una cobertura a otra, así como de una aseguradora a otra.

4. ¿Al contado? ¿Financiamiento? ¿Pagos mensuales?

Busca aquella compañía que te da "Más por menos"
Busca aquella compañía que te da “Más por menos”

Pregunta por el costo total del seguro. Así, si el monto es poco y tienes posibilidad de pagarlo al contado, ahorrarás un poco más de dinero; el único inconveniente que podrías tener, es que tendrás que terminar el cliclo de todo un año con la misma aseguradora, incluso si no te gusta su servicio, debes aguantarlos por 12 meses.

Algunos servicios autofinanciados funcionan, sin embargo los intereses podrían elevar mucho el costo final del servicio.

La ventaja de contratar mensual, es que podrías cambiar de aseguradora cuando lo decidas, a menos que tu contrato diga lo contrario.

5. Compara precios

Hay compañías que tienen “fama” de ser mejores que otras… que si por su rapidez, o por la cantidad que pagan, por el servicio, etc. No te dejes llevar por eso. Los autos usados o nuevos tienen necesidades diferentes. Revisa el tamaño de tu cartera y compáralo con los beneficios que te da cada compañía. Busca la que te de más, por menos dinero. ¡Ojo! no te fíes de cualquiera, hay muchas compañías fantasmas…

También podría gustarte

Comentarios

Cargando