Lactancia en los tiempos del trabajo

En Querétaro existe una ley que obliga a las instituciones públicas y privadas a instalar salas para esta acción materna.

Axcel Luengas

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, en México 14 de cada 100 niños menores de seis meses son amamantados exclusivamente con leche materna. Esta cifra representa una de las más bajas en todo el continente americano, lo que sitúa a nuestro país solo por arriba de República Dominicana.

Según datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), para 2012 la lactancia materna catalogada como ‘inadecuada’ pudo contribuir a la muerte de más de 5 mil 796 menores en dicho año. Por su parte, la investigadora de dicho organismo, Mishel Unar Munguía, asegura que si nueve de cada 10 mujeres alimentaran a sus hijos con leche materna exclusivamente durante seis meses, y continuaran mezclando diversos alimentos junto con ella durante el siguiente año, podrían evitarse hasta 9 mil 936 casos de cáncer de mama y la muerte de más de 2 mil 186 mujeres a causa de dicha enfermedad.

El portal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cataloga la leche materna como el mejor alimento para un bebé, pues contiene “todos los elementos nutritivos que necesita para su crecimiento y desarrollo, así como las sustancias que lo protegen contra infecciones y alergias”. Añade que la leche materna es suficiente y no es necesario combinarla con otros líquidos como agua, té o jugos durante los primeros seis meses de vida de los bebés. No obstante, menciona que aquellos menores alimentados exclusivamente con leche materna durante sus primeros meses de vida tienen menos probabilidades de enfermarse o de desarrollar obesidad a lo largo de su vida.

Lactancia en Querétaro

El estado de Querétaro cuenta con dos bancos de leche materna; el primero se encuentra en el Hospital de Especialidades del Niño y La Mujer, en el municipio de Querétaro, capital de la entidad; mientras que el segundo se halla en San Juan del Río. Entre ambos, durante el primer semestre de 2017 se atendió a más de mil 741 mujeres con apoyo y asesoría en materia de lactancia. De igual modo se recibió a 264 mujeres que formaron parte de la lista de donadoras activas de leche humana; además se realizaron 37 visitas domiciliarias de recolección del líquido, así lo informó la licenciada Carmen Narro Lobo, presidenta del voluntariado nacional de la Secretaría de Salud a nivel federal.

Añadió además que, en el mismo período, los bancos de leche ubicados en Querétaro llevaron el proceso de pasteurización a 155 litros de leche humana, lo que corresponde a 25.9 litros de este alimento procesados cada mes. Esta fue distribuida para beneficio de 297 niños recién nacidos. De ellos, 176 fueron prematuros y 119, neonatos de bajo peso u hospitalizados por algunas otras patologías. También se ofreció el alimento a dos lactantes en condiciones especiales.

El pasado mes de noviembre, en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, en Querétaro, fue inaugurada la sala de lactancia número 38 del programa que promueve la Secretaría de Salud a nivel federal. Para finales de 2017, la Secretaría de Salud (Seseq) instaló la sala de lactancia número 52 en el país. Ambas se encuentran en centros de trabajo, hospitales y clínicas para fomentar la práctica de la lactancia en beneficio de los recién nacidos y sus madres.

Legislatura local

Durante septiembre de 2017, el pleno de la Legislatura local aprobó la iniciativa de Ley para la Protección, Apoyo y Promoción de la Lactancia Materna en el Estado de Querétaro. Esta ley propone proteger, apoyar y promocionar esta acción en la entidad y detalla aquellas prácticas ‘adecuadas’ para la alimentación de los humanos en etapa de lactancia. Ello se menciona con el propósito de generar las condiciones que garanticen la salud y el desarrollo óptimo de los bebés.

A partir de la aprobación de la iniciativa, los centros de trabajo de los sectores públicos y privados en la entidad están obligados a instalar salas de lactancia dentro de sus instalaciones. La Legislatura local fue la primera en hacerlo, tal que el 29 de noviembre del año pasado fue inaugurada la primera sala de lactancia del Poder Legislativo, en donde las trabajadoras del Congreso local pueden amamantar a sus hijos sin contratiempo.

De acuerdo con la diputada Leticia Mercado Herrera, esta sala también puede ser utilizada por aquellas personas que visiten las instalaciones de la Legislatura y necesiten un sitio adecuado para alimentar a sus bebés. Añadió que tras la publicación de la citada ley, será necesaria la revisión de los centros de trabajo, parques industriales e instituciones gubernamentales para verificar que promuevan la lactancia materna entre sus trabajadoras con la instalación de lactarios.

Según la legislación aprobada, el incumplimiento de sus disposiciones derivará en una sanción que va de las 50 a las 500 UMA cuando las instituciones de salud pública no cumplan con la enmienda de capacitar al personal de salud en materia de lactancia, de igual modo cuando incumplan con la labor de vigilar y fomentar dicha cultura.

Por otro lado contempla que en el caso de las instituciones privadas que no faciliten el transporte a las trabajadoras en casos de urgencia y lactancia durante jornadas laborales, serán acreedoras a una multa que de hasta 500 UMA. No obstante, si se intenta impedir a una mujer realizar ejercicio de su derecho de amamantar, se impondrán multas que van de 2 mil hasta 5 mil UMA.

Además, en el caso de instituciones públicas, las madres trabajadoras tendrán derecho a dos reposos extraordinarios, cada uno de media hora, o un descanso extraordinario cada día de hasta una hora. Esto se da para que puedan realizar la labor de amamantar a sus hijos o extraer la leche para hacerlo, siempre y cuando se expida un certificado médico.

Asimismo, la ley obliga al Estado a la creación de un Programa Estatal de Lactancia Materna, o a reformar los existentes, a fin de promover y coordinar la realización de campañas de difusión, acuerdos y convenios de colaboración con los sectores público y privado.

A casi nueve meses de su aprobación por el Pleno de la Legislatura de Querétaro, en el sitio web del Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Querétaro, ‘La sombra de Arteaga’, en su sección ‘Lista de leyes vigentes’, no se encuentra alguna –dentro de las 122– cuyo nombre coincida con el de la aprobada por la Legislatura en septiembre de 2017.

Centro Cívico

Pese a que la ley que obliga a las instituciones a instalar salas de lactancia fue aprobada por la Legislatura local a finales del año pasado, el Municipio de Querétaro cuenta –desde 2013– con la suya, en la que se invirtieron cerca de 20 mil pesos y que fue inaugurada por el entonces presidente municipal de Querétaro, Roberto Loyola Vera, quien, al inaugurarla, aseguró que este espacio busca brindar a las madres que amamantan un lugar “agradable y con la privacidad adecuada”.

Esta sala incluye un frigobar en el que las madres pueden conservar la leche materna, un dispensador de jabón y toallas de papel para una mejor higiene, señalética, dos sillones y diversos accesorios.

No obstante, el Municipio de Querétaro también incluyó dentro de este programa dos espacios de hasta media hora para que las madres puedan amamantar a sus hijos.

La Federación

Desde el 10 de junio, fue turnada a la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados a nivel federal una iniciativa que pretende reformar el Artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo, a fin de ampliar hasta 18 semanas la licencia por maternidad y de seis meses a dos años el período de lactancia; esto último –detalla–, con el fin de que las madres trabajadoras puedan amamantar a sus bebés durante la jornada laboral a partir de que se reincorporen a sus áreas de trabajo.

En el documento presentado por la diputada Alicia Barrientos, se cataloga como injusto el trato a las madres que trabajan en nuestro país y en América Latina, pues –añade– hasta 90 por ciento de los países europeos garantizan permisos superiores a 14 semanas.

Estancias infantiles

El Gobierno Federal cuenta con un programa de estancias infantiles, que apoya a los hogares mexicanos con al menos una niña o niño de entre uno y cuatro años (no cumplidos), o hasta los seis años (no cumplidos) para el caso de niñas o niños con alguna discapacidad. Este sistema está dirigido a madres o padres solos, tutores o principales cuidadores que trabajan, buscan empleo o estudian y cuyo ingreso no rebasa la línea de bienestar. En estos casos, la Sedesol cubre el costo de los servicios de cuidado y atención infantil.

Aunque el programa apoya a madres y padres trabajadores, en todos sus documentos es nombrado como ‘Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras’. En Querétaro –hasta abril del presente año– se contabilizaron 150 estancias funcionando, y que se rigen por la Sedesol a nivel federal.

Recomendamos: Secretaria de Salud recomienda cuidar alimentación durante lactancia

También podría gustarte

Comentarios

Cargando