Laboratorio del Cinvestav impulsa el desarrollo del sector automotriz y aeronáutico

El LIDTRA es uno de los 76 laboratorios nacionales que impulsan el desarrollo científico y que forman parte de un programa del Conacyt.

Con servicios a empresas e investigación útil para las industrias aeronáutica, automotriz y metalmecánica, el Laboratorio Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico de Recubrimientos Avanzados, LIDTRA, trabaja en proyectos para mejorar propiedades físicas de materiales, como aumentar resistencia a la corrosión y reducir el desgaste.

Mediante técnicas de vacío por erosión catódica, los expertos desarrollan recubrimientos duros y lubricantes sólidos y trabajan con materiales ferroeléctricos, apropiados para utilizarse en supercapacitores que pueden acoplarse a sistemas de generación de energía renovable como sistemas fotovoltaicos.

Este laboratorio se ubica en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Querétaro, y es uno de los 76 laboratorios nacionales con lo que México cuenta para impulsar el desarrollo científico y fortalecer la vinculación con el sector empresarial y la sociedad. Los laboratorios nacionales forman parte de un programa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El doctor José Martín Yáñez Limón, coordinador de LIDTRA, dijo que entre sus actividades programadas este año se encuentra un proyecto de consolidación de infraestructura en colaboración con la Escuela de Minas, Metalurgia y Geología de la Universidad de Guanajuato, así como continuar con un sistema de calidad ISO-9001-2015.

LIDTRA, especializado en recubrimientos avanzados, cuenta con infraestructura para el desarrollo de investigación básica y tecnológica dirigida a industrias regionales como es la aeronáutica, automotriz, de generación de energía, metalmecánica, entre otras. También, contribuye con la formación de recursos humanos en el campo de la ciencia y tecnología de recubrimientos en aplicaciones industriales y materiales en general.

Yáñez Limón explicó que dicho laboratorio surge con el objetivo de apoyar a la industria regional de la zona del Bajío, particularmente en el campo de los recubrimientos industriales desarrolladas mediante técnicas químicas, de vacío y de proyección térmica.

Los recubrimientos constituyen un procesamiento de materiales que permiten un mejor desempeño. Pueden mejorar aspecto, características de mojabilidad, resistencia a la corrosión, resistencia al desgaste y resistencia a las ralladuras entre muchas otras.

Diversos tipos de recubrimientos, aclaró Martín Yáñez, son muy requeridos en esta región del Bajío, particularmente en el sector automotriz y aeronáutico, así como en ciertas áreas de la industria metal metálica.

En LIDTRA, agregó en entrevista con Notimex, se trabaja en recubrimientos duros, generalmente desarrollados para utilizarse en herramientas de corte con el objetivo de proporcionar mayor eficiencia y durabilidad ante el desgaste y la corrosión.

LIDTRA ofrece servicios a diversos centros de investigación de la región, y también es un espacio que beneficia a estudiantes de nivel superior y de posgrado, al realizar sus trabajos de tesis.

Una característica importante que tiene en este laboratorio, con base en su infraestructura, son las colaboraciones internacionales, y su equipo de investigadores tienen colaboraciones con científicos de otros países como Estados Unidos, Cuba, Colombia, España, Italia y Brasil, entre otros.

Martín Yáñez consideró que en LIDTRA se trabaja con un alto desempeño y buenos resultados en la parte científica y académica, no obstante reconoció que es importante fomentar la vinculación con la industria.

Destacó que esa vinculación puede ser con servicios de análisis y caracterización, asesorías o gestión de proyectos, a través de una promoción sistemática y continúa del Laboratorio.

Recomendamos: Universitario desarrolla técnica para detectar fallas en sistemas industriales

También podría gustarte

Comentarios

Cargando