Con simulacros, alistan entrega-recepción en la capital

La Auditoría Municipal de Fiscalización prepara a las diversas dependencias para que toda la documentación se entregue en forma correcta y completa.

Gonzalo Flores

Después de un simulacro del proceso de entrega-recepción de la Administración capitalina, realizado en enero, la Auditoría Municipal de Fiscalización ya entregó a todas las áreas del ayuntamiento las inconsistencias o áreas de oportunidad que encontraron tras el ejercicio, con el propósito de que mejoren y estén preparadas para el cambio de administración que se vivirá en julio.

Óscar Rangel González, titular de la Auditoría Municipal de Fiscalización, área que se encarga del proceso administrativo del cambio de Administración, explicó que tras este primer simulacro, “estaremos trabajando en la actualización de la información, para que las áreas, en ese segundo simulacro que habrá en el mes de julio ya estén prácticamente con todos los formatos llenados de forma correcta”.

Con el propósito principal de la entrega constitucional del ayuntamiento, que se presenta cada tres años, “queremos que ese día esté todo muy ordenado, por eso se hacen dos simulacros, el próximo es en julio y este inter de tiempo sirve para trabajar directamente con las áreas para que realicen de forma adecuada los formatos”.

El funcionario municipal explicó que al ser un simulacro, las observaciones de inconsistencias o áreas de oportunidad manifestadas por parte de la Auditoría Municipal de Fiscalización a las diversas áreas, “no tienen ninguna consecuencia jurídica, porque son acciones preventivas”.

Acciones que a las dependencias del ayuntamiento les sirven para “tener los expedientes en forma íntegra, si les faltó algún documento, por lo que se les sugiere que desde ahora ya lo tengan todo preparado y lo vayan actualizando conforme avancen los días”.

Rangel González explicó que a la dependencia a su cargo le corresponde únicamente trabajar para que se entreguen los documentos “administrativamente bien, sólo nos corresponde que se haga bien la entrega, nosotros no hacemos señalamientos sobre el contenido de la información”.

“En caso de presentarse una situación contraria a la ley, no nos corresponde a nosotros, sino a quien reciba la Administración hacer los señalamientos en los términos que dice la ley y a los servidores públicos salientes, les tocará aclarar lo que la administración entrante les observe”, comentó.

Recomendamos: UAQ premia cortometrajes universitarios sobre inseguridad

También podría gustarte

Comentarios

Cargando