Van 96 menores rescatados del trabajo en calle

Actualmente, la Coordinación del Protección a la Infancia en Riesgo Social del DIF Municipal de Querétaro brinda atención a 424 niñas, niños y adolescentes

Gonzalo Flores

El DIF Municipal logró el rescate de 96 niños y adolescentes que se dedicaban al trabajo en calles y cruceros de la ciudad, gracias a la operación de tres Centros de Día, uno de ellos, el Centro de Día Meni, construido durante la Administración municipal actual.

Actualmente, la Coordinación del Protección a la Infancia en Riesgo Social del DIF Municipal de Querétaro brinda atención a 424 niñas, niños y adolescentes que trabajaban en calle o que estaban en riesgo de hacerlo.

De acuerdo con un censo realizado por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) a finales de 2016, en la capital había 281 niños y niñas de entre tres y 17 años de edad que trabajaban en las calles de la ciudad y alejados de la oportunidad de disfrutar su niñez y de acceder a mejores oportunidades de desarrollo.

Razones por la cual, la Administración capitalina implementó la campaña ‘No les des, ¡Apóyalos!’, con la que el DIF Municipal convocó a la ciudadanía a apoyar la construcción de un tercer Centro de Día para el combate del trabajo infantil.

Con la aportación de donativos por parte de ciudadanos y de empresas socialmente responsables, así como con recurso público, en octubre de 2017 comenzó operaciones el Centro de Día Meni (que significa Familia en ñañú), el cual atiende a 84 menores en San José el Alto, una de las principales zonas expulsoras de familias que trabajan en cruceros, el cual además tiene una capacidad total de atención de 150 menores.

Además, en el Centro de Día Njhöya se atiende a 256 niños de tres a 12 años de edad, mientras que en el Centro de Día Jädi se atiende a 84 adolescentes de 13 a 17 años de edad.

Asimismo, con la operación de los Centros de Día se institucionalizó a 12 niños que enfrentaban alguna situación de adicción, violencia u omisión de cuidados en sus familias; se incorporó a 27 jóvenes y adultos a un trabajo formal, y de acuerdo con el censo de la UAQ, se redujo en 29 por ciento el número de menores trabajando en calles y cruceros de la ciudad.

La coordinadora del programa Protección a la infancia en riesgo social, Blanca Castañeda Hernández, señaló que los niños, al estar pendientes de tantos estímulos y peligros en un crucero, normalmente presentan mucha dificultad para escolarizarse de forma regular, pues sus procesos de atención y concentración son distintos a otros de niños de su edad, por lo que en el Centro de Día otro de los servicios que se ofrecen es la Atención Educativa.

Comentarios
Cargando