Un ideólogo populista

Un factor relevante para analizar el futuro inmediato de la política mundial es el populismo. Lo hay de derecha y de izquierda y, si bien no son lo mismo, coinciden en algunos aspectos. El populismo de derecha está representado por Donald Trump y uno de sus ideólogos es Steve Bannon.

Bannon, que después de haber sido la mano derecha de Trump, fue despedido hace un año de su posición de estratega jefe en la Casa Blanca no tanto por desacuerdos en los objetivos sino por las luchas palaciegas en la cumbre del poder en Washington, y hoy continúa su labor en los puntos del mundo que considera claves para su estrategia, que es la misma de Trump; su actividad se centra lo mismo en las elecciones de noviembre en su país, que en Europa.

Desde luego, Bannon está echando mano de todo sus recursos para posicionar al partido Republicano en las próximas elecciones legislativas, pero también hace campaña para las próximas elecciones del Parlamento Europeo. Ha creado una fundación para apoyar a los partidos populistas europeos contrarios a la Unión Europea y que trabajan por volver Europa dividida a sus originales estados-nación, “cada uno con sus fronteras y sus propias identidades”. Lo preocupante es que Bannon tiene el plan y el dinero para apoyar a esos partidos e influir en las elecciones europeas.

El ideólogo norteamericano cuenta con la simpatía del inspirador del Brexit británico, Neil Farage, así como de los líderes de los partidos que recientemente ganaron la elección y asumieron el gobierno en Italia.

Steve Bannon ha calificado las medidas de separar padres de sus hijos migrantes indocumentados detenidos en la frontera de Estados Unidos con México, como algo “muy humano” y ha calificado el choque de su postura ideológica con la realidad europea, como el choque del populismo contra Davós, esto es, contra los defensores de la globalización y el libre comercio mundial.

Lograr afianzar el poder en Estados Unidos para esta derecha populista y desmoronar la Unión Europea, son objetivos con los que sueña desde hace mucho tiempo Vladimir Putin.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando