Phoenicoperus: Banca en línea y remota, móvil y electrónica

Para nuestros padres, era de lo más común y metódico acudir a su banco a efectuar física y personalmente sus operaciones financieras (pagos, retiros, traspasos). Se convirtió en un hábito el esperar largos minutos en una sucursal bancaria a la expectativa de la atención personal, formarse en filas enormes aguardando un turno para la atención, era lo más común.

En la actualidad esta práctica ha venido mermando día a día, y en su lugar se ha dado paso al uso de la banca remota o en línea; en los últimos años, el uso de la banca tradicional ha venido perdiendo terreno ante la cómoda banca móvil y electrónica; el uso de tecnología para la materialización de operaciones bancarias es una herramienta que se antoja y se antoja mucho.

El ritmo vertiginoso que la sociedad actual ha impuesto en nuestro modus operandi, hace necesaria la administración del tiempo, perder valiosos minutos a la espera de ser atendido en una sucursal bancaria, hoy ya no es una opción viable para un sector muy importante de la población, preguntémosle a los millennials por ejemplo.

Artículos relacionados

Por lo anterior, la gran mayoría de las Instituciones Financieras, principalmente, las Instituciones de Banca Múltiple, han apostado a la introducción de nueva tecnología financiera, para impactar y adoptar a una nueva generación de cuentahabientes, esta aplicación de instrumentos tecnológicos hacen evolucionar a las antiguas operaciones financieras, las cuales ahora pueden ser efectuadas desde la comodidad del hogar u oficina, utilizando aparatos como el celular, la Tablet, o la computadora.

Ante la realidad anterior, es preciso identificar, que el uso de la tecnología financiera acarrea también la aparición de nuevos métodos de fraude, como el spam o correo basura, el smishing, el phishing, el vishing, el pharming, el fraude en e-commerce o comercio electrónico, el spoofing telefónico. La sociedad en todos sus sectores no se encuentra exenta de ser víctima de un fraude cibernético, sin embargo el sector más vulnerable, desde luego, es el de los adultos mayores.

Desafortunadamente este nuevo contexto presenta varias realidades, entre ellas: a) “El país ocupa el lugar 13 de 14 en el Índice de Civilidad Digital de Microsoft, que evalúa qué tan expuestas están las personas a riesgos en línea.”; b) Según CONDUSEF: “En 2017 se registraron 8.7 millones de reclamaciones, el 75% por posible fraude.”; “El año pasado hubo un total de 57 mil 430 posibles fraudes en Banca Móvil, 103% más que en 2016, representando un monto reclamado total de 896 mdp y un porcentaje de abono de 5%”; por ello, es necesario que las autoridades coadyuven con las iniciativa privada, para hacer más seguro el uso de la banca en línea o remota.

“Un usuario mejor informado, tomará por lo general, la mejor decisión en sus instrumentos financieros”.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando