Tursimo 4.0: La ciencia y su ceguera

Querida lectora, el verano se va y con él los recuerdos intensos de las aventuras vacacionales, pero sigue nuestra complicidad lúdica en este espacio sabatino que tanto disfrutamos. Siga enviando sus comentarios, ideas, experiencias que, como siempre, aquí serán compartidas y comentadas.

El turismo científico y la ciencia del turismo son dos asuntos diferentes, el primer término se refiere a viajar con el propósito de tener experiencias cognitivas, no solo científicas sino de cualquier tipo y así se conoce a nivel mundial. Abarca visitas a museos, ruinas, centros de investigación, observatorios, universidad y, en fin, todo aquello que implique adquirir conocimiento. El término de ciencia del turismo es una polémica designación que algunos dan al conocimiento sistemático del turismo como fenómeno comercial, antropológico y cultural.

Sendos términos, citados aguas arriba, son ignorados por la burocracia de la Ciencia y la Tecnología mexicana que se reúne faraónicamente el 6 y 7 de agosto en la CDMX para lanzar los apoyos a empresas para el 2019.

Siguen, como es costumbre, dos narraciones donde la voz se cede a queridas lectoras que afectuosamente comparten sus experiencias con esta agradecida columna.

1.           Desde pequeña la ciencia le gusto a mi hija, que digo le gusto, le fascinó y lo que le sigue… pero muchas opiniones y prejuicios -incluidos los míos- la empujaron a estudiar actuaría en ¡la universidad más cara que encontró! Valió la pena después de todo, es muy feliz en su trabajo, aunque el “gusanito” de la ciencia sigue ahí. Por eso ahora que van en pareja a los laboratorios de la NASA en California, está más emocionada que yo cuando voy de “shopping” a San Antonio. No cabe duda ¡cada cabeza es un mundo!  

2.           Ya que no se dieron las cosas para entrar a Cambridge cuando estaba recién casada, ahora fuimos a visitar la Universidad como turistas, fue hermoso. Es increíble la cantidad de turismo que va, muchísimos orientales sobre todo, pero van de todo el mundo. Es una hermosa ciudad-museo con gran historia y tradición, vale la pena conocerla y disfrutarla, aunque cada vez va más gente, según me dicen el turismo ha crecido desde el 2006 a más del doble cada tres años.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando