La conquista británica en París

El Tour de France es la mayor carrera ciclista del mundo, un símbolo francés y algo que cualquier turista en forma de suvenir puede encontrar en la capital gala. Este fin de semana se llegó una vez más a los Campos Elíseos en París, un año más los franceses buscaban un triunfo, sin embargo por sexta vez en siete años un corredor británico obtiene la victoria, demostrando el fantástico nivel de esta nación que pasó de ser un país con historia en ciclismo de pista, a ser la potencia máxima en el velódromo y ahora dominador de las grandes vueltas.

Geraint Thomas se llevó la malla amarilla de líder y con el Arco del Triunfo de fondo pudo levantar el trofeo, siendo el tercer británico en hacerlo, contextualizando las tres grandes carreras son además del Tour, el Giro de Italia y La Vuelta a España, por esto es que corredores de Francia e Italia dominaron históricamente la competición, junto a estos, corredores de Bélgica y España también han sumado numerosas victorias desde 1903 cuando se creó el Tour.

Artículos relacionados

Los legendarios franceses Jacques Anquetil y Bernard Hinault, “el caníbal” Eddy Merckx de Bélgica y Miguel Indurain de España han ganado cinco Tours, y ahora Chris Froome buscaba igualarlos, siendo el ciclista nacido en Kenia, nacionalizado británico, el primer representante importante de su país enfocado específicamente al ciclismo de ruta.

Antes de esto, Sir Bradley Wiggins, nacido en Bélgica, en 2012 fue el primer británico en ganar el Tour, antes Wiggins ganó seis medallas olímpicas en el ciclismo de pista, tres de oro, en una disciplina donde la velocidad y la potencia generan campeones de ruta al sprint, sin embargo “Wiggo” sorprendió con la victoria en el Tour, siendo su compañero Froome quien finalizó segundo, ahora el campeón fue Geraint Thomas, otro doble medallista de oro en ciclismo de pista.

Esto es una muestra del dominio británico del ciclismo, primero en pista los últimos Juegos Olímpicos, dejando atrás a los franceses, sin embargo mientras en Francia esperan aún un ganador en París desde Bernard Hinault en 1985, un rival deportivo y en varios aspectos a lo largo de la historia se ha metido a uno de sus símbolos icónicos. La invasión comenzó hace seis años y desde entonces el imperio británico del ciclismo se ha establecido en la capital francesa.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando