El Mundial desde arriba

Los fotógrafos Kirill Kudryavtsev y Jewel Samad tienen acceso exclusivo a las pasarelas de algunos estadios en Rusia y tienen una vista única de la Copa del Mundo 2018. Una mirada en vertical sobre el campo de juego que proporciona un ángulo original para capturar la acción. Los que tengan vértigo, abstenerse.

Es bastante extraño comenta Jewel Samad, seguir a 20 muchachos corriendo debajo de una estructura elevada a decenas de pisos de distancia. Algunas de estas imágenes son fuertes, porque no estamos acostumbrados a ver la acción desde esta altura. Por lo general, los fotógrafos deportivos siguen la acción desde el campo, es decir, a nivel de cancha.

Para llegar a esos puntos elevados de los estadios, los fotógrafos deportivos tuvieron que obtener un certificado y se les enseñó todo lo que podían y no debía hacer a esa gran altura, desde cómo vestirse para que nada se caiga utilizando ropa con cierres y el uso obligado de cinturones de seguridad. Si algo cayera a esa altura sobre alguna persona del público o un jugador, el resultado podría ser fatal.

Existe el plan B para estos fotógrafos y es que también hacen uso de cámaras activadas a distancia en el estadio Luzhniki en Moscú, donde tendrá lugar la final y cuyo acceso al techo ha sido negado por la seguridad rusa. Las dos cámaras controladas de forma remota están en línea con los objetivos. Son manejadas con joysticks desde el centro de prensa, a dos estaciones de metro del estadio.

“A primera vista, la misión de trepar a los techos de los estadios, cargando lentes, cámaras y mochila da un poco de miedo, pero, sinceramente, es fácil hacerlo de manera segura. Incluso en el estadio más impresionante, en San Petersburgo, que tiene una altura increíble, con una pasarela que pasa sobre el borde del techo. Cuando me inclino, tengo que ser muy cuidadoso porque estoy directamente encima del público. Ni siquiera me atrevo a imaginar qué pasaría si dejara caer algo.” indicó Kirill Kudryavtsev fotógrafo de la agencia de noticias AFP con base en Moscú.

Hay una regla esencial que se debe respetar cuando se trabaja a una gran altura, y es no apresurarse en las actividades que se realizan. Es muy importante ejecutar cada gesto lentamente y permanecer concentrado. Es un poco como escalar, cualquier precipitación está prohibida y puede desencadenarse en caos.

Los fotógrafos Kirill Kudryavtsev y Jewel Samad han regalado al mundo las fotos más descriptivas de este mundial, sus fotos han sido utilizadas por cientos de diarios de todo el mundo para reflejar, el dolor, la victoria, la sonrisa y el gesto durante los 90 minutos del deporte más hermoso del mundo. ¿Realidad o ficción?

También podría gustarte

Comentarios

Cargando