“Iure” mexicano

¿Cuál es la base intelectual del derecho mexicano? Es una pregunta sumamente valiosa porque atiende a nuestras diferencias con otras naciones.

Sin demeritar el gran aporte ideológico de la antigua cultura griega y posteriormente la practicidad romana, nuestro sistema jurídico empieza a tener sentido a partir del año 1500. Después de las expediciones al continente americano y por ende la colonización por parte de los españoles, hubo un mensaje indiscutible que traducimos a manera de herencia cultural.

En esta época, precisamente el pueblo de España, interpretaba al mundo bajo la óptica de Tomás de Aquino, ¿qué enseñanza dejó este notable pensador? Que nuestra sociedad debía cimentarse en bases morales, para crear comunidad y en base a ello, respetaríamos la voluntad y la ley divina emanada de Dios.

Esta es la razón por la cual, México creció con influencia religiosa. La ecuación es muy sencilla, si el conquistador tiene un pensamiento determinado, el territorio dominado desarrollará esa misma lógica.

Artículos relacionados

Tuvo que aparecer en la historia nacional el presidente Benito Juárez para la separación iglesia-estado; pero, incluso con anterioridad, las constituciones mexicanas se promulgaban en nombre de “Dios Todopoderoso”.

El discípulo de Tomás de Aquino, el dominico Francisco de Vitoria, durante la conquista americana, fue el encargado de alinear el “derecho de gentes” o lo que en otras palabras significa: armonizar las tradiciones y costumbres de todos los poblados que residían en ese entonces en América con la teoría tomista que impactaba en Europa.

Podemos afirmar que Vitoria, fue uno de los pilares del derecho comparado y del derecho internacional. A diferencia de lo que pasó en Estados Unidos con la ocupación inglesa en el siglo XVII, podemos concluir que adquirimos una perspectiva totalmente diferente, más humanista.

Los americanos tuvieron la repercusión del postulado de Hobbes, explicado en su obra “Leviatán”, ello implicaba un gobierno dirigido por la ley humana, refrendando la ambición del ser en toda su expresión y logrando la convivencia bajo un pacto con el soberano, quien decidía el rumbo político de sus gobernados.

¿De donde venimos? Hallen aquí un primer preámbulo.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando