Visión Tec: La Educación como la verdadera solución

Corrupción y desigualdad, indiscutibles retos del México actual.  Escuchamos que la solución radica en la educación. Hoy ante el reacomodo mexicano, es indispensable repensar la formación de nuestros jóvenes. El entorno exige innovación; es inminente cruzar las fronteras inexploradas por los modelos educativos tradicionales.

Surge la necesidad de centrarlo todo en el reconocimiento pleno de la dignidad humana, la educación en especial. La educación espera un nuevo planteamiento que exalte la formación del carácter y el liderazgo.  Innovar en la formación de líderes es la clave. Sólo dedicando esfuerzos en este sentido podremos alcanzar la justicia social.

Artículos relacionados

Ya bien entrado el siglo XXI, un líder en formación debe ser orientado hacia la atención plena más allá de lo evidente. En este proceso se entreteje la vida interior, en donde se encuentran los valores y la ética, con los desafíos del entorno. Para lograr la expansión necesaria, los jóvenes piden acceso a espacios para explorar su imaginación. La información escrita ya está en la palma de la mano, lo que hace falta son experiencias, historias y reflexiones. La innovación por principio flexibiliza reglas y rompe la rigidez de los paradigmas; hay que revitalizar la formación de líderes en comunidad. El aprendizaje colaborativo enriquece al grupo en tanto que idea, clarifica, concretiza y es el gimnasio del diálogo, competencia indispensable de un líder. El diálogo interno puede propiciar la serenidad y el externo ser la herramienta por excelencia de la inteligencia social: una avenida hacia la paz. El líder detenta el poder de incidir en la vida de los demás contribuyendo a su ethos que es el lugar seguro, la casa, a donde uno regresa como a una guarida porque encuentra el bien. De ahí que un líder sea enigmático y cautivador. Iniciativas y acciones de liderazgos centrados en la dignidad propia y colectiva conducirán hacia la justicia social.

El profesor actual será un verdadero maestro de vida si diseña ambientes y experiencias que confronten a su alumno con dilemas contemporáneos mediante vinculaciones con la realidad, engrandeciendo así la propia conciencia de su dignidad y como potencial agente transformador. El fin último es crear un ethos compartido para que México concluya que la educación es efectivamente el camino.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando