¿Ganadores y perdedores predestinados?

Este mes se definirán muchos ganadores, el campeón de la copa del mundo y en México más de tres mil puestos de elección popular. Escuchamos que todo vencedor debe creérselo y contrariamente quienes han triunfado en la siguiente contienda pierden. ¿Cómo influye la medición histórica y el lenguaje en la formación de sesgos mentales?

En la primera ronda y estos cuatro partidos de octavos de final podemos observar dos hechos que posiblemente estén relacionados. Varios equipos punteros de la copa anterior han perdido a pesar de contar con grandes figuras y estas personalidades han corrido en la cancha menos que otros jugadores. ¿Casualidad?

Para ganar se requiere una mentalidad fuerte, convencida y acorde. En el Tractatus Logico-Philosophicus, Wittgestein escribió que “los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”, pero en el lenguaje también se esconden algunos obstáculos. Uno de ellos es la imposibilidad de describir a las personas diferenciándolas en el tiempo.

Artículos relacionados

Los locutores nos informan que los franceses, los alemanes, los mexicanos, etc., han jugado bien o mal. Sin embargo, el equipo no está definido por la nacionalidad, sino es producto de una historia y no es más que la selección nacional conformada para una copa en específico. Esta definición nos puede llevar a sesgos mentales, prejuicios o estereotipos que definen una nacionalidad y la pueden limitar.

Contar con más información para explicar una copa del mundo ayuda a explicar que un campeón cansado no perdió, posiblemente las estrellas estaban apagándose y requerían de nuevos jugadores. Permite ver los errores y abre posibilidades para cambiar o mejorar.

Para explicar esta contienda electoral requeriremos de información. Podremos cambiar nuestra idea de campeón. El vencedor no es quien obtiene un cargo popular. Son elegidos para trabajar y demostrar con hechos que pueden vencer a los verdaderos enemigos: la corrupción, inseguridad, desigualdad, pobreza y la falta de oportunidades. ¿Usted qué opina?

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando