Migrar es una opción, es una imposición

Hace un par de años empecé interesarme por los migrantes centroamericanos después de investigar sobre los migrantes polacos a México. Los polacos que llegaron como refugiados de la Segunda Guerra Mundial, la pasaron mal en su país y después en los campos de trabajo forzado en Rusia, pero finalmente les fue bien en México. Se les recibió con flores, mariachi, banderitas y una romería en León, Guanajuato (1943). Las razones de expulsión fueron económicas, políticas y el riesgo que corrían solo por ser polacos. Muchos de ellos llegaron sin estudios, eran analfabetos o apenas contaban con lo básico.

El migrante hondureño que viene indocumentado, aunque tenga estudios de nivel universitario o de maestro de primaria, no es bien visto. Su piel incomoda, nuestro racismo lo limita; son pobres, están jodidos y si se quedan, amenazan con oscurecer más el rostro de México. Y nosotros queremos ser más blanquitos, somos racistas, despreciamos lo prieto. Basta poner atención a las ofensas, chistes y a los prejuicios.

Cuando me preguntan por qué trabajo como voluntaria en el Albergue Migrantes Toribio Romo A.C. (donde por cierto también llegan mexicanos), siempre digo que nosotros no sabemos si seremos migrantes algún día. Basta que veamos la diáspora venezolana en estos días. Gente como tú y como yo está saliendo con nada en los bolsillos y sus cuentas bancarias con sus ahorros o pensiones congelados por el gobierno. Todos somos o podemos ser migrantes.

No puedo dejar de trabajar con y por los migrantes, y no me malinterpreten no es que yo diga que todos son buenos, claro que no, pero como cualquier persona que trata de ayudar, hay que hacerlo como si todos fueran buenos.  No quiero decir que ayudar me hace mejor persona, para nada. Tampoco que por ayudar soy mejor que otros…nada más falso que eso. Solo lo hago porque, como latinoamericanos, la solidaridad y el cuidado de la dignidad de las personas en tránsito por México es algo con lo que podemos ayudar. Si los gobiernos hicieran su trabajo, no tendríamos que enfrentar estas situaciones.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando