Karina Castro DIF

Aumenta adopción en Querétaro: Karina Castro

El DIF estatal prepara una campaña para buscarle hogar a niños mayores de 7 años; será lanzada en febrero.

Querétaro es uno de los estados con mayores índices de adopción del país, de acuerdo con la presidenta del Sistema DIF estatal, Karina Castro de Domínguez, quien nos recibió en el Centro de Asistencia Social Carmelita Ballesteros.

“Hemos elevado el número de fichas para que más personas tengan acceso a este proceso. Querétaro es un estado preparado para la adopción, que recibe este proceso con buenas intenciones. Este año se duplicó el número de adopciones, casi 30 fueron entregados”, dijo.

Nos reunimos con ella en la biblioteca del centro. Es un espacio cómodo y bien iluminado.

Instalaciones como esta no existían en el albergue Caminando Juntos, que tras 25 años de servicio había rebasado su capacidad, por lo que cerró en noviembre pasado, tras la inauguración del Carmelita Ballesteros.

“En Querétaro existe gente con calidad humana increíble y ahora toca hacer el llamado para aquellos que están interesados se acerquen a la procuraduría del DIF estatal. Serán atendidos con la mejor calidad y disposición, esperando que estos pequeños tengan un hogar en el futuro”, explicó.

A partir de febrero de 2018, este llamado se centrará en niños mayores de 7 años y adolescentes.

“Una pareja interesada en adoptar casi siempre buscan niños pequeños. Esta campaña va dirigida a esas parejas, para hacer consciencia de que un niño a partir de 7 años sigue siendo un niño, y que un adolescente de 15 tiene derecho a una familia y merece ser adoptado”.

Fotogalería

El DIF estatal busca que estas parejas sean sensibles a este aspecto y a las vicisitudes del proceso de adopción, el cual no es corto ni sencillo.

“Deben inscribirse en la Procuraduría y pedir una ficha –explicó Castro de Domínguez–. Son muchos filtros, un proceso largo. No por el DIF, por lo que conlleva velar por esos niños”.

“No estamos regalando nada. Debemos extremar precauciones y saber que la nueva familia que los va acoger cubra todos y cada uno de los puntos necesarios para brindar apoyo y que sean felices. No es darlo en adopción, es cuidar su futuro”, agregó.

La presidenta del DIF estatal reconoció que si existe algún impedimento para que un pequeño se dé en adopción, es 100 por ciento seguro que se va a quedar en el DIF.

“Nuestra obligación es velar por sus derechos”.

Son niños y adolescentes “institucionalizados”. Es decir, a cargo del Estado por la omisión de cuidados de sus padres o tutores. En los casos más graves, víctimas de violencia física, psicológica, emocional o sexual.

Su situación y experiencia de vida no es sencilla, de ahí el extremo cuidado en buscarles un hogar donde puedan no solo estar bien, si no ser felices, de acuerdo con Castro de Domínguez, quien aprovechó para convocar a la sociedad a sumarse al trabajo del DIF.

“Pediría que no sean ajenos a esta situación y que vengan al DIF. Estos niños también necesitan tíos y primos, abuelos que les vengan a leer un cuento o madres que les organicen sus fiestas de cumpleaños”.

De ser posible, también llevarles un presente, aprovechando la temporada decembrina.

“Son épocas difíciles, porque están lejos de casa y la navidad es para compartir en familia. Aunque muchas veces lo que necesitan es compañía, no algo material. Que vengan a jugar con ellos. Necesitan mucho cariño, un reconocimiento de la propia sociedad, que sea sensible y sepan que existen y aquí están”.

De hecho, este centro es una gran escuela

“Venir aquí te pone en perspectiva. Quienes tenemos hijos debemos traerlos para que conozcan otra realidad, para entender qué es lo realmente importante en la vida”.