Biblioteca Feminista

La Biblioteca Feminista se mantiene de manera anónima

Juan Rojas

La Biblioteca Feminista existe en las redes sociales digitales, está para promover el trabajo de editoriales independientes, autoras clásicas que cuestionan los privilegios en el que viven los hombres, están esas madres que se atrevieron, por vez primera, a hablar del género en América Latina, como María Galindo o Nuria Varela.

Con una estantería que anda por los cinco idiomas y más de cuatro años de existencia, la Biblioteca Feminista se mantiene de manera anónima. Virtual, bajo un dominio que permanece a una búsqueda distancia.

Si usted abre este link, encontrará -a primera instancia- el trabajo poético de Ada Salas, autora fallecida en 2003, pero con la retrospectiva de la editorial Hiperión. Encontrará, también, ‘Ir más allá de las palabras: Rompiendo las barreras del género’ de Gloria Steinem, quien en torno al poder, el sexo, el dinero, los músculos y las edad, se plantea la condición de la mujer en el contexto público, social y laboral.

En el catálogo feminista, el pensamiento filosófico figura a través de autoras como Rossana Cassigoli en ‘Pensar lo femenino’, un itinerario filosófico que hacia la alteridad, el cual edita ‘Anthoropos’. La representación, la visibilidad y la política la ofrece Beatriz Suárez Briones en su ‘Feminismos lesbianos y queer’.

Y así, el lector –y buscador- podrá consultar los libros a un click de distancia; sin embargo, también presenta otros interesantes proyectos como la feminopraxis, es decir, las mujeres que accionan el feminismo; mujeres artistas, una sección que permite dar visibilidad al arte femenino; y finalmente el proyecto ‘Ellas tienen nombre’ que presenta un cartografía digital de feminicidios en Chihuahua y que encabeza la licenciada Ivonne Ramírez Ramírez.

“Este proyecto feminista de cartografía online es una iniciativa personal y no cuenta con ningún tipo de fondo y/o apoyo económico. Este mapeo no es un proyecto terminado pues estaré trabajando constantemente en él con los casos de años anteriores y monitoreando diariamente este genocidio feminicida. ¡Alto a la guerra contra las mujeres!”, escribe Ramírez.

Es de esta manera que la Biblioteca Feminista (un espacio virtual que funciona con donativos) se mantiene. “Creemos que el conocimiento debe estar al alcance de todas las personas. Ese ha sido el motivo por el que comenzamos este proyecto en Tumblr hace unos años y, desde hace un año, en nuestro propio sitio. Creímos que si facilitábamos la consulta de los libros se cerraría de alguna manera la brecha que existe para el acceso al pensamiento feminista. ¡Hay libros que nunca llegan a algunos países!”, protesta la Biblioteca.

http://bibliotecafeminista.com/

Recomendamos: Equipo científico de UABCS identificó bacterias probióticas asociadas al pepino de mar

También podría gustarte

Comentarios

Cargando