Acoso sexual, en incremento y sin legislación

En lo que va de la Administración estatal, se han registrado 151 casos de acoso sexual, de acuerdo con la información histórica del Secretario Ejecutivo, del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Estos hechos van al alza, sin que hasta el momento sean considerados delito en Querétaro.


Por Marco Estrada

Durante 2015, que comprende los últimos 10 meses de la Administración anterior y el arranque del actual Gobierno, se registraron 23 casos; mientras que en 2016 la cifra incrementó a 40 y para 2017 fueron 44. Esta última cifra es la misma que se reporta en los primeros cuatro meses de 2018.

En 2016, se presentó ante el Poder Legislativo del Estado de Querétaro una iniciativa de ley para buscar tipificar como delito el acoso sexual, en su modalidad de callejero. Hasta el momento, esta iniciativa no ha sido atendida.

 

Iniciativa

El coordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revocación Democrática (PRD) en el Congreso local, Carlos Lázaro Sánchez Tapia, presentó dicha propuesta, en la que se plantean multas de mil 500 a 26 mil pesos y la obligación de acudir a cursos de sensibilización de género.

La iniciativa, con carácter de pendiente en la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, contempla tres tipos de sanciones:

De 70 a 153 veces el factor económico, si es una conducta de expresiones verbales; de 153 a 250 veces el factor económico, si la conducta se capta en cualquier registro audiovisual hacia el cuerpo de la persona; y de 250 a 320 veces el factor económico, si consiste en abordajes intimidantes, exhibicionismo o persecución de la víctima.

Las reformas que se contemplan son para los códigos de Procedimientos Civiles y el Penal del Estado de Querétaro, así como la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

La Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia habla del acoso sexual como una “modalidad de violencia” y se acepta que pone en riesgo a la víctima. Según el Artículo 19, se puede expresar de manera verbal, física y visual, en relación con la sexualidad de la víctima, con lasciva.

Entre las medidas preventivas que se contemplan en dicha normatividad se señala que la Secretaría del Trabajo tiene la obligación de realizar acciones para evitar que haya estas conductas en las áreas laborales y se respete la normatividad federal.

En cuanto a las sanciones actuales, el acoso sexual se castiga con penas de uno a tres años de prisión; de 100 a 600 días de salario y de 100 a 850 días de salario, para la reparación del daño.

Las penas se agravan cuando el agresor es servidor público, cuando tiene un orden jerárquico superior a la víctima, o bien si atenta contra un menor, persona de la tercera edad o persona discapacitada.

Para comprobar que una mujer u hombre fueron víctimas de acoso sexual, debe haber pruebas físicas que lo acrediten.

 

Legislaciones en México

Apenas en febrero, fue aprobada, en la Cámara de Diputados, la reforma del Artículo 13 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con objeto de que el acoso callejero sea considerado un delito.

En la Ciudad de México, el acoso sexual callejero se establece explícitamente como “delito” en el Código Penal. Se establece que este hecho será investigado por querella, con penas de tres años en la cárcel y con agravantes de hasta el doble de tiempo en prisión.

 

Debate en Querétaro

De cara al cierre de la Administración en la LVIII Legislatura, el diputado impulsador de la iniciativa señaló que aún tiene esperanzas de que su propuesta sea atendida. Incluso dijo que la idea está abierta a modificaciones, en caso de que el resto de sus compañeros no la acepten como fue ingresada.

Carlos Lázaro Sánchez Tapia destacó que ya pasó suficiente tiempo para que se haya analizado adecuadamente.

“No sirve que quede como un delito administrativo cuando vemos muchos casos día a día, en el estado y en todo el país, pero el juez no le toma importancia. Si no se quiere establecer como delito, tenemos las opciones para que quede claro el procedimiento para las sanciones”, aseguró.

En su momento, el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, el panista Antonio Rangel Méndez, destacó que:

“Estaríamos en contra de que el acoso callejero se eleve a delito. No quiero decir con esto que esté a favor del acoso callejero; lo que estamos planteando es que el acoso debe ser un tema administrativo, que sea atendido a profundidad y en su totalidad por los ayuntamientos, que se fijen las penas necesarias desde el punto de vista administrativo”.

Antes del arranque de campañas, el entonces coordinador del grupo parlamentario del PAN mencionó que los diputados panistas estaban abiertos a seguir en mesas de trabajo para analizar el tema, para escuchar las propuestas de los ciudadanos; sin embargo, aclaró, “de principio” estaría en contra de tal medida.

Desde entonces, no se realizó ninguna mesa de trabajo, con especialistas o legisladores, en la que se haya emitido convocatoria pública.

Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, realizada por el Inegi, en Querétaro el 71.2 por ciento de las mujeres afirmó ser víctima de violencia de género; de lo último se incluye el acoso sexual.

El ámbito en el que más se sienten agredidas las mujeres queretanas es en el “comunitario”, con 46.8 por ciento; mientras que en el ámbito escolar 32.5 por ciento refirió una agresión.

Ambos espacios se encuentran dentro de los parámetros que mide ONU Mujeres como acoso sexual callejero.

 

También podría gustarte
Comentarios
Cargando