Mileniales, la nueva configuración del sector laboral

Los mexicanos de entre 20 y 35 años de edad representan el 22 por ciento de la población total, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


Carlos Perusquía

En la era en que las personas son el capital humano de las empresas, los milleniales dan forma y a la vez son formados por el mundo laboral. Esta generación ya redefine la relación jefe-empleado, destaca el análisis ‘Las carreras de los ‘millennials’: Visión 2020’, elaborado por la empresa ManpowerGroup.

Se estima que esta generación represente una tercera parte de la fuerza laboral mundial en dos años; es decir, mil millones de personas aproximadamente, de acuerdo con pronósticos de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) y de ManpowerGroup.

Hay quienes dicen que este grupo es desleal, está absorto en sí mismo y es perezoso, mientras que otros afirman que se trata de una generación de emprendedores digitales e innovadores, detalla el reporte de la empresa de capital humano.

“Crecer en un entorno tecnológico, dicen algunos, ha influenciado de tal manera a las generaciones jóvenes que de alguna manera les da una visión permanente que difiere de la de sus colegas mayores”, explica el Instituto de Mercados Emergentes (INSEAD, por sus siglas en inglés).

 

El perfil

Existe una variación en las definiciones realizadas por diferentes organizaciones e institutos mundiales de este grupo en particular. Sin embargo, el Pew Research Center delimita a estas personas como aquellos nacidos entre 1981 y 1996; en otras palabras, gente cuya edad oscila entre 22 y 37 años durante el transcurso de 2018.

El 37 por ciento de las personas que utilizan las redes sociales corresponde a la generación millenial, y sus principales actividades son los mensajes de texto, el uso de sus redes y la mensajería instantánea, reportó la banca de inversión Goldman Sachs.

En cuanto a compromisos, estas personas han quitado entre sus prioridades el matrimonio, aunque eso no significa que deseen permanecer solteros para siempre, pues el 70 por ciento de esta generación espera formar una familia.

Respecto a la posesión de cosas materiales, el 60 por ciento prefiere rentar a comprar. “Este grupo se ha rehusado a la compra de bienes como carros, música y lujos. En su lugar, están volteando hacia una nueva serie de servicios que proveen acceso a los productos sin la necesidad de ser sus dueños, lo que da lugar a la economía compartida”, menciona Goldman Sachs.

Aunado a esto, el 75 por ciento de los jóvenes de este grupo prefiere los servicios financieros de empresas como Google, Amazon o Paypal antes que los bancos, e incluso el 71 por ciento prefiere ir al dentista antes de escuchar el mensaje de una institución bancaria, aseguró el socio de Rokk3r Fintech Chair, Vicente Quesada.

Al anticipar que muchos bancos desaparecerán en la próxima década por el avance tecnológico, expresó que el 60 por ciento de los mileniales quieren que una ‘start-up’ haga la labor de los bancos, porque para el 53 por ciento de esa población todos son iguales.

El experto comentó que estas son las demandas de los clientes mileniales, además de rapidez, personalización y que el banco no los engañe.  Por ello, consideró que empresas como Google, Amazon o Paypal tienen mayor aceptación para el uso de servicios financieros porque tienen la experiencia y son más eficientes que los bancos; mientras que las entidades financieras tienen una gran estructura y personal que se vuelven difíciles de digitalizar.

 

El lugar de trabajo

Los mileniales quieren un propósito en el trabajo y tratan de equilibrar eso con éxito. Buscan oportunidades para aprender y crecer; en respuesta, las empresas ya se adaptan para trabajar mejor con esta generación, informó el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

De 337 jóvenes mexicanos pertenecientes a este grupo, el 62 por ciento considera que la remuneración económica y los beneficios es lo más importante al elegir un empleador, detalla la última encuesta en esta materia, realizada por Deloitte.

Le siguen las oportunidades para aprendizaje continuo con el 60 por ciento de las preferencias y flexibilidad –horarios y lugar de trabajo– con el 50 por ciento.

Del total de mileniales mexicanos entrevistados, 269 ya se unieron o consideran aceptar trabajos temporales como complemento de un trabajo de medio tiempo o de tiempo completo; y en este mismo tenor, 225 jóvenes, en sustitución de un empleo de tiempo completo.

Al observar que hay una mayor flexibilidad en los lugares de trabajo junto con los horarios, el 76 por ciento espera quedarse más de cinco años en la empresa en comparación con un 46 por ciento que espera irse en un plazo de dos años.

Por el contrario, cuando existen limitantes en la flexibilidad, el 25 por ciento de los jóvenes espera dejar su trabajo en un tiempo de dos años, en comparación a un 5 por ciento que esperaría quedarse más de cinco años.

Aquellos que no están satisfechos con su salario y flexibilidad laboral se sienten cada vez más atraídos por los trabajos temporales, particularmente en mercados emergentes.

“Los trabajadores jóvenes necesitan razones positivas para quedarse con sus actuales empleadores; poseen la necesidad de que se les presente una oferta realista que, al permanecer leales, les garantice una mejoría significativa materialmente hablando.”

Un estudio guiado por el Instituto de Mercados Emergentes (EMI, por sus siglas en inglés) demostró que a esta generación le importa en buena medida si encontrará un empleo que sea compatible con su personalidad, por lo que la institución recomienda que se construya una cultura de trabajo que incluya un balance entre la realidad y la aspiración, para así disminuir los niveles de renuncia e incrementar los de satisfacción y atracción del talento.

Un factor a tomar en cuenta en este grupo es el ‘estrés financiero’, en otras palabras, el miedo de que la falta de dinero influya en su desempeño laboral; el EMI destaca que los empleadores pueden hacer uso de plataformas donde se puede contribuir al pago de las deudas escolares de los jóvenes (una analogía de un plan de retiro).

Otro de los retos de las empresas por atacar es la inclinación de los mileniales por la ‘gig economy’, en la que prevalecen los contratos a corto plazo y el trabajo independiente (‘freelance’). La estrategia de contrataque ante estas modalidades es la ágil administración de proyectos, un concepto en el que se utiliza una estructura que permite a equipos dentro de las corporaciones enfocarse en una tarea específica por un tiempo determinado.

“Por años, se ha escuchado que los jóvenes profesionales quieren trabajar por una causa; quieren sentir que su trabajo importa”, explica el informe del Instituto.

Una de las generaciones más grandes en la historia está por transitar hacia su apogeo. Se espera que los mileniales transformen la economía; sus experiencias únicas cambiarán la manera en que se compra y se vende, hasta forzar a las compañías a examinar la forma en que manejarán sus negocios en las décadas por venir, destaca la banca de inversión Goldman Sachs.

 

También podría gustarte
Comentarios
Cargando