Edificando un nuevo hito urbano

La Reserva El Campanario será el más grande desarrollo mixto de Querétaro; con vivienda, oficinas y zona comercial, acercará servicios a todos los habitantes de la zona.

Leonidas Tovar

El Campanario tendrá un desarrollo que será icónico, La Reserva.

De acuerdo con el desarrollador –una constructora con 20 años de experiencia y presencia en Guanajuato, Irapuato, Guadalajara y Querétaro–, en un terreno de cuatro hectáreas edificarán cinco torres de departamentos, dos torres de uso mixto y una zona comercial, con oficinas, bancos, restaurantes, tiendas y otros servicios.

Será el primero que construya una comunidad integral, para todos habitantes de toda la zona. Entre su público objetivo están las dos mil familias que viven en El Campanario, quienes no tiene servicios cercanos.

El desarrollo también implicará una mejora en las vialidades, pues el Municipio estudia abrir una nueva vialidad para agilizar el tránsito vehicular que generan las escuelas que están en el acceso a esta zona.

Tendencia

En los últimos años, en Querétaro se comenzaron a edificar conjuntos urbanos multifuncionales, como el Doce, en Álamos, y Central Park, en Centro Sur. También se tiene proyectado Latitud La Victoria.

En la Ciudad de México hay referentes como Reforma 222, del arquitecto Teodoro González de León.

El concepto apareció por primera vez en la Carta de Atenas, de 1933, misma que utilizaran Mario Pani y Enrique del Moral para la construcción de la Ciudad Universitaria, en 1948, y posteriormente en el Conjunto Urbano de Nonoalco Tlatelolco, en 1957.

Aunque en México, el primer conjunto urbano multifuncional es anterior a la Carta de Atenas. Se trata del Edificio Ermita, que construyera el arquitecto Juan Segura en 1930.

El manifiesto urbanístico referido fue presentado en el IV Congreso Internacional de Arquitectura Moderna.

La Carta de Atenas postula que los barrios habitacionales deben considerar el espacio urbano, aprovechando la topografía y conservando las mayores áreas verdes posibles.

También, utilizar las técnicas de construcción más avanzadas para construcciones altas en las que convivan espacios de residencia, ocio y trabajo.

Estos preceptos tuvieron una gran influencia en el desarrollo de las ciudades europeas, luego d ela Segunda Guerra Mundial.

También fueron utilizados  en el diseño de Brasilia, la capital administrativa de Brasil.

La inspiración de este concepto multifuncional proviene de la exposición ‘La idea de la ciudad funcional”, de Cornelis van Eesteren, realizada en 1928.

En la capital, el pasado 15 de enero el Cabildo aprobó modificaciones al Programa Municipal de Desarrollo Urbano para promover el crecimiento vertical, sin descuidar la preservación del patrimonio natural.

Uno de los motivos de estas modificaciones fue el desbordamiento de la ciudad.

En 1970 la capital tenía una densidad poblacional de 212 habitantes por hectárea. En la actualidad es de 40 habitantes por hectárea. Esto provocó que se extendiera la ciudad y se privilegiara el uso del automóvil particular, además de elevar los costos de seguridad pública e infraestructura de servicios públicos, como electrificación, agua potable y drenaje.

Historia

La zona de El Campanario fue lotificada en 1990, pero sería hacia el año 2000 cuando relotificó y comenzó su auge.

Esa nueva lotificación provocó molestias y hubo vecinos que se opusieron, pero sería ese cambio el que elevaría la plusvalía a la zona.

Ahora, la historia parece repetirse, pues existe preocupación entre vecinos por la edificación de las torres del conjunto urbano multifuncional La Reserva.

El predio que ocupa era parte de El Campanario, pero se vendió en 2016.

Respecto a la densidad poblacional autorizada en el proyecto original, esta se redujo, pues se eliminaron tres torres para privilegiar una zona comercial.

De esta forma, el desarrollo estará conformado por cinco torres residenciales de 12 pisos, dos torres de uso mixto de siete niveles y una zona comercial de dos plantas.

Las cinco torres residenciales estarán en la parte posterior del conjunto urbano multifuncional y albergarán 50 departamentos con vista a la cañada de la reserva federal.

Las viviendas tendrán de 105 a 220 metros cuadrados y áreas comunes, como alberca, carril de nado, zona de lectura, espacio de convivencia familiar, área infantil y gimnasio.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando