Las vicisitudes del presupuesto universitario

Tener certeza sobre el monto y la fecha en que recibirán recursos públicos facilita la planeación de su ejercicio, tema que no siempre se cumple

Ana Spíndola

Uno de los principales temas que deben revisar las universidades públicas estatales es el del presupuesto.

Proyectos de infraestructura, investigación y difusión, pueden programarse una vez que las instituciones tengan conocimiento del recurso que dispondrán ese año y en qué momento lo recibirán, pues no llega en una sola emisión, como ocurre cuando se trata de fondos federales.

En el caso de las universidades públicas, una parte del presupuesto que ejercen lo compone el recurso que reciben de la federación; otra, el recurso estatal que aprueba el Congreso local, y una última, los recursos que generan las instituciones.

Cada caso es diferente y depende de diversas circunstancias, como puede ser la demanda de ingreso que tiene cada escuela o los servicios que ofrece y que generan ingresos propios.

No obstante, el recurso público que reciben representa su principal fuente de ingreso y garantiza su viabilidad financiera.

De ahí que, año con año, luchen y argumenten para que el Congreso local apruebe un mayor porcentaje, que les permita responder a sus necesidades, como la creciente demanda de ingreso por parte de los jóvenes que aspiran a estudiar una carrera universitaria.

En el inicio del ciclo escolar 2017-2018, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) abrió espacios para recibir 250 alumnos más con respecto al período anterior, pero rechazó aproximadamente a 14 mil estudiantes.

En el arranque del ciclo escolar, la casa de estudios del estado aceptó a 6 mil 700 nuevos estudiantes, 55 por ciento de licenciatura, lo que representa poco más de 32 por ciento del total de los solicitantes de nuevo ingreso.

En octubre de 2017, los estudiantes que integran el Consejo Universitario de la institución iniciaron con la campaña ‘Yo X la UAQ’, con el objetivo de recabar firmas para presentarlas ante el Congreso local y solicitar un presupuesto fijo, además de hacer un planteamiento presupuestal respecto a 3 por ciento del presupuesto estatal.

La propuesta fue rechazada y los diputados locales aprobaron la asignación de 1.5 por ciento del presupuesto estatal, equivalente a 613 millones 621 mil 580 pesos.

La cifra provocó la indignación de algunos sectores, que señalaron que era el porcentaje más bajo asignado a la universidad y también el menor en lo que va de la actual Administración estatal.

En respuesta, el Ejecutivo destacó que durante esta gestión el presupuesto de la UAQ aumentó y no solo en el caso de esta universidad, también el del sector educativo en su conjunto.

Asimismo, se resaltó que la UAQ recibe el mayor apoyo de todo el sector educativo.

Para el ejercicio fiscal 2018, el presupuesto de las universidades públicas pasó de 880 millones 798 mil 79 pesos a 969 millones 138 mil 287 pesos, es decir, incrementó 10.02 por ciento.

En los dos últimos años, el aumento fue de 18.62 por ciento.

Para este año, el presupuesto de la UAQ fue 10.15 por ciento mayor, con lo que suma 18.92 por ciento extra en lo que va de la Administración estatal.

En general, las universidades cuyo presupuesto creció más en esta administración son la Universidad Politécnica de Santa Rosa Jáuregui (UPSRJ), la Universidad Tecnológica del Estado de Querétaro (UTEQ) y la Tecnológica de San Juan del Río (UTSJR).

La que registró el menor incremento es la Universidad Aeronáutica de Querétaro (UNAQ).

Con base en el Presupuesto de Egresos 2016, el recurso aprobado para la UPSRJ fue de 11 millones 631 mil 836 pesos, cantidad que aumentó a 13 millones 23 mil 870 pesos, en 2017.

Para este año dispondrá de 14 millones 663 mil 277.

En los dos últimos años el presupuesto aprobado creció 26 puntos porcentuales.

En el caso de la UNAQ, el recurso aprobado en 2016 fue de 59 millones 415 mil 160 pesos y en 2017, 63 millones 191 mil pesos.

Este año, la UNAQ ejercerá 64 millones 440 mil 174 pesos, lo que representa un incremento de 8.45 por ciento en dos años.

La UTSJR registró un incremento de 21.77 por ciento y la UTEQ, 21.74 puntos porcentuales.

En dos años, la Universidad Politécnica de Querétaro (UPQ) recibió 10.2 por ciento adicional y la Tecnológica de Corregidora (UTC), 17.2 por ciento.

Si bien el presupuesto de las universidades públicas ha incrementado en la actual Administración estatal, el porcentaje que se les destinó, respecto al presupuesto estatal, sí disminuyó para el ejercicio 2018.

Es decir, aunque el recurso de las universidades aumentó, pasó de representar 2.84 por ciento del gasto estatal total, a 2.42 por ciento. Es decir, el presupuesto se repartió en más áreas, o bien, algunas recibieron mayores recursos públicos.

En el caso específico de las universidades, únicamente la UPSRJ mantuvo su proporción en 0.04 por ciento del presupuesto estatal, mientras que la UTC incrementó su proporción de 0.14 a 0.15 por ciento. La Autónoma de Querétaro recibió 1.8 por ciento del presupuesto en 2017 y este año será el equivalente a 1.53 por ciento; sin considerar los recursos adicionales que recibirá por concepto de infraestructura.

El resto de las universidades no alcanzan un punto porcentual del presupuesto estatal, pero su capacidad y demanda es diferente a la de la UAQ.

Del resto de las escuelas, la UTEQ es la que mayor proporción representa, con 0.39 por ciento. La de menor, la Politécnica de Santa Rosa Jáuregui, con 0.04 por ciento sostenido en esta Administración.

Educación, una prioridad

Este año, el monto para dependencias paraestatales y fideicomisos fue de 5 mil 192 millones 738 mil 644 pesos, lo que representa 12.95 por ciento del presupuesto.

De esta cantidad, 48.1 por ciento se destinó al sector educativo ( 2 mil 497 millones 582 mil 582 pesos). Los otros dos sectores más favorecidos fueron el de Gobierno, con 12.73 por ciento, y el sector de desarrollo sustentable, con 9.38.

En lo que se refiere a la educación superior, el monto asignado a las universidades públicas representa 18.66 por ciento del total del recurso para dependencias paraestatales y fideicomisos, y 38.8 de lo asignado al sector educativo.

La Universidad Autónoma de Querétaro es la que mayor parte recibe del presupuesto para el sector educativo, 63.32 por ciento, seguida de la UTEQ, 16.06, y la UTSJR, 8.05.

En cuanto al presupuesto en general para el ejercicio 2018, el concepto de obras y acciones es el que mayor porcentaje representa.

Mientras que en 2016 dicho concepto representó 19.18 por ciento del total, para 2017 bajó a 16.84 puntos porcentuales.

Este año, el recurso asignado a este rubro asciende a 10 mil 833 millones 709 mil 208 pesos, que equivalen a 27 por ciento del presupuesto estatal.

De esta cantidad, 64.9 por ciento ( 7 mil 33 millones 26 mil 69 pesos) se destinará para transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas.

En este sentido, en el decreto de presupuestos se determina que la UAQ dispondrá de hasta 48 millones de pesos, para programas de obra pública, equipamiento y como complemento de programas federales concursables.

Dicho monto incrementó a 78 millones, tras una reunión del gobernador con la rectora Teresa García Gasca

También podría gustarte
Comentarios
Cargando