Educación, el pilar para el desarrollo económico estatal

Querétaro se mantiene en un ritmo de crecimiento y generación de empleos estable, gracias a un modelo que apuesta por la integración de la academia en los sectores productivos que tiene la entidad

Patricia Ramírez

Querétaro es la sexta entidad del país con mayor producto interno bruto (PIB) per cápita, de acuerdo con el Anuario Económico 2017, publicado por el Gobierno estatal.

Con un crecimiento anual de entre 6 y 7 por ciento, en 2017 destacó en generación de empleos, 60 mil nuevas plazas, de acuerdo con fuentes oficiales, lo que ubicó a la entidad en el tercer lugar del país.

Las cifras se complementan con una plantilla de 3 mil 709 investigadores, en más de 50 centros de investigación y desarrollo tecnológico.

El estado mantiene su atractivo para los inversionistas. Durante 2017, concretaron 83 proyectos de inversión por más de 24 mil millones de pesos.

Datos de la Secretaría de Economía revelan que 67 por ciento de las inversiones realizadas el año pasado correspondieron a reinversiones de empresas ya asentadas en la entidad.

Las autoridades locales atribuyen estos números a un modelo de triple hélice: trabajo conjunto entre la academia, la industria y el Gobierno.

Triple hélice

El concepto tiene sus orígenes en la década de 1990, de la mano de los investigadores Henry Etzkowitz y Loet Leydesdorff.

Esta relación debe evolucionar a la sociedad del conocimiento, modelo en el que la academia toma un papel relevante, de acuerdo con el Grupo de Investigación sobre Triple Hélice, de la Universidad de Stanford.

Esta tesis refiere que el potencial de innovación y el desarrollo económico en la sociedad del conocimiento tienen sustento en un proceso híbrido, el cual reúne las capacidades de los tres sectores, y da mayor peso al papel de las universidades, para generar “nuevos formatos institucionales y sociales para la producción, transferencia y aplicación del conocimiento”.

Así, el desarrollo del concepto creció en las últimas décadas, promoviendo un nuevo marco para explorar la innovación y el desarrollo de las nuevas políticas públicas.

Clústeres

En términos prácticos, el modelo aterriza en clústeres sectoriales. Es decir, agrupar las empresas de un mismo sector con instituciones educativas y de investigación, para así aumentar la competitividad.

El origen del concepto está en el modelo de Michael Porter, quien acuñó el término para designar concentraciones geográficas de empresas especializadas, cuya dinámica de interacción explica el aumento de la productividad y la eficiencia; la reducción de costos de transacción, la aceleración del aprendizaje y la difusión del conocimiento.

En la región hay seis clústeres, de los sectores automotriz, aeroespacial, plásticos, biomedicina, medicina y tecnologías de la información, explicó el secretario de Desarrollo Sustentable, Marco Antonio del Prete Tercero.

“Son asociaciones de sectores industriales que trabajan juntos, y con el Gobierno estatal, federal y municipal, los centros de investigación, la academia, y la industria relativa a ese específico sector”, explicó Del Prete Tercero.

El primero fue el de la Industria de Tecnologías de Información y Comunicaciones de Querétaro (InteQsoft), conformado por empresas, universidades y centros de investigación, que desde 2006 desarrollan soluciones tecnológicas para diversas industrias, como manufacturera, automotriz y aeronáutica, además de los sectores comercial y de servicios.

Sin embargo, el clúster que mejor representa esta sinergia es el AeroClúster, que destaca en áreas de desarrollo tecnológico, por una colaboración muy visible entre la academia, la investigación y el sector industrial.

Aeronáutica queretana

“Querétaro es la meca de la industria aeronáutica. Tiene un crecimiento de 17 por ciento anual”, comentó el director del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi), Jesús González.

El Cidesi es uno de los centros de investigación del Conacyt con sede en Querétaro. 

Sus trabajos en el sector aeronáutico iniciaron hace siete años, lo que derivó en la reciente inauguración del Centro de Innovación de Tecnologías Aeronáuticas (Centa).

De 2005 –cuando llegó Bombardier a Querétaro– a 2010, se instalaron empresas como Aernnova, Snecma America Engine Services Repair, Petsche, Elmco y Navair, destaca el reporte ‘Aerospace Cluster in Queretaro, Mexico’, publicado por la Universidad de Harvard.

Al Centa le precede la creación de la Universidad Aeronáutica en Querétaro, en 2007, que además de ofrecer carreras vinculadas al sector, desarrolla investigación y diseño.

El U-FlyTeam también destaca. Es un equipo de diseño de aeromodelos, integrado por alumnos de esa universidad, que realizan diversas actividades dentro de su taller de Prototipos y Modelos.

Los Gobiernos federal y estatal destinaron 200 millones de dólares en la creación del clúster aeroespacial.

Adicionalmente se implementaron políticas públicas para fomentar la inversión, como la eliminación de impuestos por importación, inversión en plataformas logísticas, el apoyo mediante fondos estatales y federales al desarrollo tecnológico, y a la certificación de programas para la pequeñas y medianas empresas.

Todo esto, con el fin de que estas se incluyeran como proveedoras de las multinacionales, resalta el reporte de la Universidad de Harvard.

Educación, el motor

Uno de los factores más importantes para el desarrollo de los sectores económicos en Querétaro es la promoción de la educación en la entidad.

La promoción de la educación no solo se logra a través del desarrollo de competencias, sino también con programas de becas educativas para impulsar el factor humano en el estado.

“La política educativa es el principal subsidio gubernamental, pues ofrece a las compañías multinacionales capacitar a sus empleados a muy bajo costo o incluso gratis”, indica el reporte ‘Aerospace Cluster in Queretaro, Mexico’.

“Una de las razones por las que decidimos instalarnos aquí fue el recurso humano”, explicó el presidente ejecutivo de Herbalife, Michael O. Johnson.

Esta firma inauguró en los primeros días de enero de este año un centro de atención telefónica en la entidad.

“La gente en Querétaro tiene un buen nivel cultural, comprenden mejor y es más fácil trabajar con ellos”, manifestó Michael O. Johnson.

En este contexto, el Gobierno estatal anunció que para 2018 ejercerá 664 millones pesos en infraestructura educativa en todos los niveles y los 18 municipios.

Esta política pública considera el mejoramiento de las instalaciones educativas, como una de las mejores inversiones que puede hacer una administración. De la educación depende mantener la calidad del recurso humano, del cual necesita la permanencia y crecimiento de las inversiones.

“Cuando salgo a buscar inversión y me preguntan por qué se debe invertir en Querétaro, siempre digo que lo más valioso que tiene Querétaro es su factor humano, y esto lo ratifican las empresas que vienen a invertir”, afirmó el gobernador.

En abril próximo, Domínguez Servién viajará a la Feria Internacional de Hannover, en Alemania, para atraer más inversiones. El capital humano queretano será su carta de presentación.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando