Fraudes empresariales incrementaron 57 % en dos años: consultora

El 69 por ciento de las empresas declararon haber perdido hasta un millón de dólares a causa de algún tipo de fraude y delitos económicos

En los últimos dos años, los fraudes y delitos económicos a las compañías mexicanas crecieron casi 57 por ciento, en línea con lo que se registra a nivel mundial, debido a que son cada vez más sofisticados y se vuelven más difíciles de identificar y prevenir, de acuerdo con la consultora PwC.

En su reporte “Fraude y corrupción, un análisis de su impacto en las organizaciones. Encuesta de Delitos Económicos 2018-Edición México“, reveló que la tasa de delitos económicos o fraudes en México en las empresas creció de 37 por ciento, en 2016, a 58 por ciento en 2018.

Estas cifras muestran el incremento que ha registrado este tipo de delitos en las compañías, lo cual significa 21 puntos porcentuales más, afirma Alfredo Hernández, socio del área de Servicios Forenses de PwC.

Asimismo, dijo que esta tendencia es similar a la experimentada a nivel global, donde la tasa de víctimas que sufrieron delitos económicos o fraudes pasó de 36 por ciento, en 2016, a 49 por ciento en 2018, así como en América Latina, donde subió de 28 a 53 por ciento.

Expuso que si bien 41 por ciento de las organizaciones empresariales en México aumentó su inversión en prevención en los últimos dos años, los delitos económicos o fraudes son cada vez más sofisticados, lo que dificulta su identificación.

La encuesta de PwC muestra un aumento en la incidencia de crímenes cibernéticos, de 11 por ciento, en 2016, a 22 por ciento en 2018.

Así como el surgimiento de nuevas categorías que se ha colocado en los primeros lugares, como los fraudes cometidos por consumidores con 23 por ciento, o conducta empresarial indebida con 19 por ciento de las incidencias reportadas.

Destacó que el soborno y la corrupción en México merecen una mención aparte, pues representan 30 por ciento de las incidencias en 2018, con un aumento respecto al 21 por ciento en 2016, y representa un alto riesgo no sólo para las compañías, sino también para los gobiernos y la sociedad.

Hernández mencionó que si bien los actores internos de las compañías (empleados) se mantienen como los principales responsables de los delitos económicos o fraudes, con 63 por ciento, los externos toman más relevancia.

Los encuestados por PwC reportaron que los principales actores externos de fraudes y otros delitos económicos fueron los hackers (27 por ciento), seguidos del crimen organizado (23 por ciento) y los clientes (20 por ciento).

Señaló que además del daño reputacional, es decir, la percepción externa y su impacto en la reputación, fortaleza de marca, relaciones de negocios y precios de las acciones de las empresas, dichas prácticas delictivas ocasionan enormes pérdidas económicas.

Así, 69 por ciento de las empresas declararon haber perdido hasta un millón de dólares a causa de algún tipo de fraude y delitos económicos, explicó.

El también socio del área de Servicios Forenses de PwC, Alberto Jaquez, informó que a nivel global, 40 por ciento de los encuestados reportan el cibercrimen como una de las principales amenazas.

En México, agregó, 56 por ciento de las compañías asegura haber sido víctima de este tipo de delitos, y según el estudio Global State of Information Security Survey 2017 (GSIS de PwC), las compañías mexicanas perdieron más de 1.5 millones de dólares debido a los ciberataques.

El especialista mencionó que sólo 15 por ciento de las empresas considera que podría sufrir un ataque cibernético en los próximos dos años.

Notimex

Recomendamos: Descartan uso de criptomonedas en Latinoamérica en publicidad digital de red social

También podría gustarte

Comentarios

Cargando