Brasil endurece penas por delitos sexuales para contener abusos

También la divulgación de imágenes sexuales o pornografía pasa a ser crimen cuando hay menores o se trata de violaciones, con una pena de entre cinco años y siete años de cárcel.

El Legislativo brasileño aprobó esta semana una serie de reformas en el código penal que, con el objetivo de contener los crímenes sexuales y abusos de menores, tipifica nuevos delitos y aumenta las penas.

El Senado brasileño aprobó el martes los cambios en la ley que, entre otras cosas, incluye el delito de “molestia sexual”, es decir, cuando se práctica un acto sexual en presencia de alguien y sin su consentimiento, y su pena es de hasta cinco años.

También la divulgación de imágenes sexuales o pornografía pasa a ser crimen cuando hay menores o se trata de violaciones, con una pena de entre cinco años y siete años de cárcel.

El texto aprobado por los legisladores, que deberá ser refrendado por el presidente Michel Temer, también prevé un endurecimiento para los actos sexuales con menores de 14 años, haya o no consentimiento de la víctima.

Defensores de los derechos de las mujeres y de los niños se congratularon de las modificaciones de la ley en un país en el que comúnmente se dice que existe una “cultura de la violación”, en referencia a los abusos sexuales cometidos contra mujeres sin que haya muchas veces castigo de la Justicia para los infractores.

Datos del Instituto de Pesquisas Económicas Avanzadas (IPEA) de Brasil indican que anualmente unas 527 mil mujeres son víctimas de alguna forma de violencia sexual en el gigante sudamericano.

En Río de Janeiro datos oficiales señalan que cada día 12 mujeres en promedio son violadas, mientras la violencia contra las mujeres es en ocasiones minimizada por el machismo y, en áreas dominadas por los traficantes de droga, queda impune.

Notimex

Recomendamos: Indígenas colombianos reportan 231 mil acciones violentas

También podría gustarte
Comentarios
Cargando