Asteriscos

Es tiempo

Si algo quedó claro en el debate de ayer y refrendó una nueva encuesta, ahora de la Coparmex, es que Andrés Manuel tiene la elección en sus manos. A falta de 17 días para el 1 de julio, es momento de que las demás opciones políticas valoren cuál será su objetivo definitivo: Ser una triste segunda fuerza o evitar la llegada de AMLO. El tiempo pasa y es inexorable. Es hora de que PRI y PAN valoren nuevas estrategias si su objetivo real es evitar un Andrés Manuel presidente.

Ruptura total

Eso sí, la fractura entre Ricardo y el presidente Peña Nieto quedó de nuevo evidenciada y será difícil recomponerla. Además, Meade y Anaya se hicieron acusaciones que no ayudan a tender puentes. Si a esto se le suma la cercanía en las encuestas entre ambos, hacen que se dé la tormenta perfecta para que, esta vez sí, AMLO tenga camino abierto.

AMLO

Aguantó mejor que en los anteriores debates. Incluso entró a más debate con sus oponentes. Eso sí, Andrés Manuel no sale de sus mantras: Todo es culpa de la corrupción y de la mafia del poder, y con su llegada, así, sin más, todo va a cambiar. Fue vago en las respuestas y grandilocuente en el lenguaje. En definitiva, sacó su mejor papel: El de redentor.

Ricardo

De nuevo le faltó un golpe final o una gran propuesta. No consiguió llevar a la lona a AMLO ni enganchar con la audiencia. Además, los moderadores fueron especialmente puntillosos con el queretano. El problema de Ricardo es que en cada contestación genera una gran expectativa, misma que no acaba siendo cubierta y, además, se pierde en peleas que poco aportan a su campaña.

Meade

El PRI ya encontró candidato. Su problema es que está lejísimos de la cabeza y faltan solo 17 días. Meade maneja bien los datos, pero la losa de su partido es muy pesada. Al igual que Anaya, no dejó ninguna idea para el recuerdo del electorado ni ningún golpe definitivo.

‘Bronco’

Mejor que en los demás debates. Menos vulgar, más irónico y más contundente. Eso sí, sigue apostando de forma clara por cortar manos. Alguien debería decirle que la venganza y el castigo físico están lejos de ser el modelo de sociedad que a buen seguro quiere México.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando