Skin-gris
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Venustiano Carranza y su estancia en Querétaro

Miércoles, noviembre 20, 2013
Venustiano Carranza y su estancia en Querétaro

Según registros históricos, Venustiano Carranza, en su periodo como presidente, visitó Querétaro en dos ocasiones diferentes

Querétaro, el centro de la República, la puerta al Distrito Federal, camino hacia el norte, camino hacia el sur, así fue nombrado por Venustiano Carranza. Querétaro se situó como la entidad donde el Congreso Constituyente fue convocado para reformar la constitución. De igual modo, de un modo más casual, fue un sitio visitado por el prócer de la Revolución Mexicana.

Su estancia en Querétaro hace memoria de dos ocasiones puntuales, comparte el especialista en historia, Eduardo Rabell Urbiola. En 1916 convoca al Congreso Constituyente “vino por tren, por el tren Mexicano, así llegó a Querétaro para emitir la convocatoria, regresó a la capital de la República y volvió cuando hizo su entrada triunfal –dicen que a caballo- la verdad es que se bajó en Los Arcos, de ahí entró enmontado a caballo.

Para esta estancia presenta el proyecto de Constitución –modificado hasta en 50 por ciento-. “Ya instalado el congreso, le hicieron varias reformas  porque no obedecía en mucho a las ideas de los diputados constituyentes y, sobre todo, lo que ellos habían vivido en la contienda y las inquietudes que recogieron entre la población, corrigieron fácilmente la mitad del texto”, recuerda el investigador.

Una vez concluida la constitución, un banquete en La Cañada culmina las reformas; ahí un comentario infortunado deriva en la distinción de la céntrica ciudad:   durante esta reunión    “–sobre todo el doctor Atl- se expresó de una manera muy impropia para Querétaro, llamándola ciudad de traidores, ciudad maldita, ciudad negada por muchos. Más de uno quería responder,  pero Don Venustiano  levantó la mano -les dijo ¡cálmense!- y emitió una pieza oratoria muy importante”.

Es en ese instante cuando la “ciudad maldita” recobra su honor, Carranza toma la voz   y profiere sutilmente que “desde que me lancé a la lucha y vi por dónde encaminar a los destinos de la patria en este movimiento armado tuve en mente a Querétaro, pero no por lo que dice el doctor Atl, sino porque habíamos de ver que Querétaro es la ciudad centro de la República, es la puerta del Distrito Federal, pero es igualmente la división de los caminos al norte”.

Continua al recordar que “y considerando que el norte es más amplio que el centro –y sobre todo que el sur de nuestro país-  es que decidí que en Querétaro se llevara a cabo el Constituyente, porque es fácil llegar aquí, además de ser prospera y bondadosa que a todos nos ha recogido con cariño, nos lo ha dado todo”.

El Marqués, El piojito, los almuerzos y Venustiano Carranza

En tanto, la Constitución de 1916  fue el motivo, pero  el entorno, la ciudad, La Cañada –en El Marqués-, instaron momentos de permanencia. El agua cálida de “El Piojo” alimentó su gusto por acudir a recibir un baño; los jardines de La Cañada fueron el sitio ideal para sostener charlas, mantener almuerzos y concretar diálogos.

“De él hay poca información… sabemos que le gustaba mucho irse a bañar a La Cañada porque era  agua muy agradable (…) Ahí le gustaba irse a bañar, hoy es todo un balneario muy arreglado, pero en aquel entonces era una alberca redonda nada más (…) sabemos que le gustaba mucho ir por allá, no sé con qué frecuencia” expresa Eduardo Rabell Urbiola. 

El gusto por acudir frecuentemente a El Marqués, fue motivo para  que dividiera lo que hoy se difiere de El Templo de La Cruz y el barrio de San Francisquito. Terminar con su unión y abrir paso a un trayecto más corto para llegar a La Cañada, concluyeron con una tradición, con la vida de quienes apreciaban sus viviendas en las casas que  habían sido derivadas. Así fue como Venustiano Carranza marca su estancia en la ciudad de Querétaro, marca su estancia entre un furor patriótico y su paso por la entidad.

Por: Viviana Estrella

 

Related

Temas relacionados:

Te recomendamos:

Inicia la conversación: