Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Construyen en Pinal de Amoles su futuro con carrizo y barro

Lunes, octubre 7, 2013
Construyen en Pinal de Amoles su futuro con carrizo y barro

Mujeres de Cuatro Palos, en Pinal de Amoles, edifican tres cabañas turísticas con la finalidad de que los paseantes vean en Cuatro Palos una opción para vacacionar.

Edificar una base de carrizo, cubierta de barro, ha fungido como aditamentos indispensables para cumplir el objetivo de diez mujeres originarias de Cuatro Palos -Pinal de Amoles, Querétaro-: construir una cabaña que sea un atrayente de turistas.

La comunidad de Pinal de Amoles es referencia de altos índices de marginalidad; la pobreza, la falta de empleo y el desinterés de autoridades gubernamentales son las principales problemáticas que la aquejan.

En esta localidad -habitada por cerca de 150 personas- una decena de féminas es parte del proyecto que prevé la edificación de tres cabañas turísticas con la finalidad de que los paseantes vean en Cuatro Palos una opción para vacacionar.

En el techo es posible observar botellas de vidrio que están interceptadas por el barro, éstas fungen como luz solar ante la falta de energía eléctrica.

Isidra García Casas, una de las mujeres participantes expuso que “ahorita no nos han dado el presupuesto porque son nuestras primeras cabañas. Las queremos harto, a las cabañas, venimos diario a trabajar, es la primera vez que lo hacemos (…) aquí estarán los turistas que vengan (…) para hacerlas hemos juntado recursos  de los turista que luego llegan y dependencias, la maestra Pati (Martha Isabel Ruiz Corzo) también nos ayuda”.

La construcción que empezó en marzo prevén culminarla en diciembre: “las empezamos como en marzo y esperamos que ya estén ahorita en diciembre (…) aquí ocupamos nuestro tiempo porque en la casa no se acaba el quehacer, aquí es una diversión para nosotros (…) ahorita estamos en esto, pero ya después vamos a hacer las de nosotros en la casa”.

Cada cabaña consta de una habitación -que tendrá dos camas- con un baño seco, este tipo de inodoro sustituye la utilización de agua por cal y ceniza, añadiduras que absorben los desechos.

“De aquí sacamos el lodo,  el agua nos ha favorecido con la lluvia, ni hemos agarrado agua potable, pura de la lluvia, nos pusieron un tinaco porque el presidente no nos quiso apoyar con nuestra toma (de agua) pero nosotros no le paramos por eso, no las ingeniamos para tajar el agua, porque si estamos esperando el recurso se nos va”, explicó.

El proyecto es impulsado por el grupo ecológico Sierra Gorda, la organización no gubernamental ha proporcionado capacitaciones a las mujeres de Cuatro Palos para que por medio de nuevas habilidades generen sus propios ingresos y mejoran su calidad de vida.

La modalidad de construcción de las cabañas fue utilizada inicialmente en las cabañas que la organización tiene en el denominado Centro Tierra -en Jalpan de Serra-, explicó Roberto Pedraza, integrante del grupo ecológico Sierra Gorda.

“Esto del lodo lo hicimos primero en cabañas, ya que vimos que sí funcionaba lo replicamos acá. Quedan muy bien y ya que está aplanado pueden jugar con formas de árboles, pájaros (…) hay casa viejas en Jalpan que tienen hasta 200 y años y son de adobe, sin varillas, sin cemento, sin armes y ahí siguen, son térmicas”.

El grupo está constituido por mujer jóvenes desde 18 hasta 40 y más años, en esta acción se conjuga la labor de varias generaciones desde las nietas hasta las abuelas.

Los periodos vacacionales de inicio y fin de año, así como Semana Santa resultan los más redituables para las mujeres que ávidas esperan para que los turistas las visiten.

Por medio de esta labor, las originarias de Cuatro Palos han aprendido a ser autosuficientes y a generar su propios ingresos; entre los beneficios Isidra enlista que “no nos falta recurso para prepararles de comer, sino todas cooperábamos para hace la comida y ya teniendo dinero de ahí agarramos para hacer de comer ya ahí vamos almacenando un billete que sobre (…) ya no dependemos del gobierno porque el gobierno casi ni nos da, no nos apoya”.

Además de contar con las cabañas, en la comunidad  tienen una cocina en donde elaboran platillos que podrán ingerir las personas que lleguen al sitio. Cada platillo es elaborado a base de los alimentos que se cosechan en la zona: maíz, papa, manzana, entre otros.

Por: Viviana Estrella

 

Temas relacionados:

Te recomendamos:

Inicia la conversación: