Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Obtiene reo de Pachuca título en Derecho

Sábado, septiembre 29, 2012
Obtiene reo de Pachuca título en Derecho
Foto: Reforma
Obtiene reo de Pachuca título en

Foto: Reforma

  • Salvador Juárez Noyola fue inculpado por el delito de secuestro y ha pasado ocho años de su vida en la cárcel

Reforma
Salvador Juárez Noyola compurga una pena de 20 años de prisión por un delito que, asegura, no cometió, pero ayer hizo historia al ser el primer preso de Hidalgo que logra obtener un título profesional como abogado, luego de 5 años de cursar su licenciatura a distancia por la Universidad Siglo XXI de Guadalajara, Jalisco.

“Llevo 5 años estudiando dentro del interior del Cereso y bueno, gracias a las autoridades se llevó a cabo lo que fue mi examen profesional, se llevó a cabo en línea, a distancia” dijo Juárez Noyola.

Por una falla administrativa, Juárez Noyola dice que fue inculpado por el delito de secuestro y ha pasado ocho años de su vida en la cárcel. Ayer terminó su carrera de abogado y se especializará en Derecho Penitenciario para ayudar a otras personas que estén en problemas similares.

En sus reflexiones internas, Salvador dijo que hubo un momento en su vida en el que se concientizó.

“‘Estás preso Salvador, no puedes llorar más, ya lo hiciste, no puedes gritonear, nadie te escucha, estás preso, pero tu mente puede estar libre, utilízala'”, se decía.

Así comenzó este reto que finalmente cristalizó para este recluso del Cereso de Pachuca, Hidalgo.

Su examen de tesis fue mediante una videoconferencia y el tema fue relativo a la situación penitenciaria no sólo de Hidalgo, sino del País. Además, abordó diversos tópicos del nuevo sistema penal, que incluye juicios orales, que será puesto en marcha en todo la República.

En entrevista con REFORMA, Juárez mencionó que continuará sus estudios profesionales y buscará especializarse. Incluso sueña ya con su maestría y doctorado.

“Yo voy a seguir preparándome, si es posible que quienes estamos en la cárcel tengan una oportunidad de reinsertarnos y mientras el tiempo pasa y si se me permite voy a litigar desde aquí algunos casos de mis compañeros” indicó.

Con nostalgia, Salvador Juárez recordó a sus tres hijos, con quienes no convive desde hace dos años. Aseguró que ellos son el motor que lo impulsa a seguir adelante.

Por eso, para él, no hubo tiempos de descanso, menos desde hace dos años, cuando comenzó su tesis denominada “El Origen de los Ceresos y Fundación del Cereso de Pachuca”. Entonces, trabajó para cambiar, por lo menos en el papel, lo que para él, está mal y sufre en carne propia.

“Se invierte más en el combate de los delitos, pero no en la prevención, mucho menos en la reinserción ni en el acompañamiento para que quienes salen no reincidan”, criticó.

Por eso, una de sus iniciativas es la asignación de mayores recursos para la prevención del delito y la readaptación social.

En sus críticas, el nuevo abogado señala la existencia de una crisis del sistema penitenciario no sólo de Hidalgo, sino en el País, por las deficiencias derivadas de la falta de custodios y los pocos recursos económicos que las autoridades estatales destinan. Además, reiteró la falta de un seguimiento puntual para evitar la reincidencia.

Con 40 años de edad, Salvador Juárez inició sus estudios profesionales a distancia y ayer vio culminado su esfuerzo al obtener, por mayoría de los sinodales, el título profesional que lo avala como licenciado en Derecho.

Durante su examen profesional sostuvo una férrea oposición a la aplicación de la pena de muerte que, advirtió, no solucionaría en nada la comisión de delitos.

“La historia nos ha demostrado por años y años que la pena de muerte no es una medida de prevenir el delito; al contrario, de alguna manera hasta lo incrementa y también evidencia a aquellas personas que la promulgan de su falta de cultura”.

Durante su examen profesional esta fue una las preguntas de los sinodales en las que Salvador pudo extenderse en su disertación.

“La pena de muerte a final de cuentas es eso, una incitación a la muerte, la realidad de las cosas y de la delincuencia que se genera aquí en México es exactamente por eso, por la falta de oportunidades, también por ahí mencioné, si te diste cuenta en mi examen, lo que era un Estado fallido y conocemos perfectamente lo que es un Estado fallido”.

Fueron tres horas en las que, emocionado por tener a sus padres y a su esposa e hijos a lado suyo, contestó sin titubeos cada pregunta que le formularon.

“A mi hija y a mis dos hijos que tengo también les quiero decir que los amo, que los amo muchísimo, que los extraño, a mi hija que está muy chiquita, mis hijos tengo casi 2 años de no verlos, pero los adoro” dijo en las entrevistas que dio a los distintos medios de comunicación.

La condena es amplia, son 20 años de los cuales sólo lleva ocho, pero a Salvador le da mucha esperanza el hecho de poder continuar sus estudios.

“Es la vida y no la muerte la que no tiene límites”, citó Salvador la frase del escritor Gabriel García Márquez al comenzar su intervención.

“Hace 5 años que comencé este proyecto escolar donde los escalones se convirtieron en un obstáculo para el éxito pero no lo hubiera logrado solo. Por eso le agradezco al Gobierno del estado por brindarme el apoyo al igual que el de mi familia”, dijo Salvador en una ceremonia con internos de la penitenciaria hidalguense.

“Autoridades y a la sociedad que nos califica allá afuera: les menciono que tal vez hicimos mal, pero no nacimos malos, si somos o fuimos el problema permítanos demostrarles que podemos retribuirle algo a la sociedad”.

Como parte de la ceremonia de graduación de Salvador, las autoridades penitenciarias y educativas reconocieron a otros 30 presos que concluyeron sus estudios primaria y de bachillerato.

Tras el enlace a Guadalajara, el director de Prevención y Readaptación Social del Gobierno de Hidalgo, José Manuel Mayorga Sánchez, tomó el juramento a Salvador para el cumplimiento cabal de su profesión.

“Presentó su examen, duró dos horas y a mí me pidieron a través de la línea que yo le tomara la protesta por la Universidad y así lo hicimos, este fue un momento emocionante para todos y es una muestra de que la readaptación y reinserción social es posible” señaló el funcionario.

Temas relacionados:

Inicia la conversación: